Comunidades originarias y puesteros del secano denuncian robos, destrucción de sus pertenencias y amenazas de desalojos

Desde la agrupación Malalweche emitieron un comunicado donde destacan su preocupación por las reiteradas amenazas e intentos de desalojo que sufren puesteros y pueblos originarios en la zona de Malargüe y El Sosneado.
En este sentido, hablan de diferentes cuestiones vinculadas al Poder Judicial. “El último hecho donde un puestero fue detenido durante 5 días acusado de haber robado sus propios animales o el intento permanente de avance sobre los Territorios Comunitarios con alambrados afirman que esta situación está tomando mayor escala”.
Entre los hechos en cuestión destacan varios casos, como el del “Lof Suyay Leufu, familias López y Garro”, quienes sufrieron robos y destrucción de sus pertenencias; el “Lof Laguna Ibera, familia Méndez”, que sufrieron robos y destrucción de viviendas, el “Lof Chenqueko, familia Gajardo”, donde también hubo desalojos y robos.
El “Lof Epu leufu, familia Márquez”, donde en diferentes situaciones se han realizado denuncias sobre presiones y abuso de poder; el “Lof Rukache, familia Martínez – Cortés”, con avance de alambrados en tierras comunitarias; o el “Lof El Sosneado, familia Verón”, donde hay varias denuncias de robo y destrucción de una casa de la comunidad.
En total suman más de una decena de casos de comunidades que han sido afectadas por esta situación.
“El Estado tiene una deuda histórica para con los Pueblos Originarios y sus comunidades de familias campesinas y puesteras en toda la extensión de Mendoza, no es la Justicia quien debe resolver esta situación, pero si es la responsable de garantizar la no violación de Derechos Humanos y de Derechos Indígenas protegidos en la Constitución Nacional y en Convenciones Internacionales”, concluyeron.