Concentramos la mayor cantidad de hectáreas cultivadas en Mendoza

Si bien en los últimos años se viene generando una retracción en la situación del agro en Mendoza, según los datos del Registro Único de la Tierra en nuestra provincia hay 291 mil hectáreas implantadas entre viñedos, frutales, hortalizas, forrajes, pasturas y otros.

 

Si bien en los últimos años se viene generando una retracción en la situación del agro en Mendoza, según los datos del Registro Único de la Tierra en nuestra provincia hay 291 mil hectáreas implantadas entre viñedos, frutales, hortalizas, forrajes, pasturas y otros.
Un dato a tener en cuenta es que San Rafael sigue siendo el principal departamento con cultivos agrícolas de la provincia, llegando a las 55 mil hectáreas implantadas, lo que significa un 19%.
San Rafael encabeza la nómina, seguido por Maipú con 32.640 hectáreas y Lavalle que llega a 29.152. Más atrás aparece Rivadavia con 25.575, San Carlos con 23.579, Tunuyán con 22.425, Luján con 21.727 y Tupungato con 21.631, entre otros.
El cultivo de mayor relevancia en nuestro departamento es la vid. Es que se suman 11.597 hectáreas de viñas y 4.742 de uva en parral. El segundo lugar queda para la ciruela. Entre sus variedades para industria y consumo en fresco suman 11.618 hectáreas, según los datos aportados por el último RUT.
El podio de los cultivos con mayor extensión en nuestro departamento corresponde al caso de los olivos. Entre variedades para aceitunas y aceite se contabilizan 8.600 hectáreas distribuidas a lo largo y ancho de la geografía sanrafaelina.
En el cuarto lugar se puede ver la primera sorpresa, ya que corresponde a un forraje. En la actualidad el Registro Único de la Tierra registra 5.993 hectáreas con alfalfa, superando la base de hectáreas implantadas con montes de durazno (para transporte e industria), los cuales suman actualmente 4.652.
Más atrás se ubican los perales con 1.308 hectáreas y luego aparecen las diferentes variedades de maíz, ya que entre el producto para forraje y cerealero se contabilizan 1.229 hectáreas, superando al damasco, que registra 1.145.
Luego aparecen las 752 hectáreas implantadas con membrillos y posteriormente se ubican las plantaciones de ajo, que registran 526 hectáreas en la actualidad, superando a los tomates y nogales, que llegan a 454 y 410 hectáreas, respectivamente.
La cebolla aparece con 225 hectáreas, seguida por el sorgo con 172, las papas con 150 y el zapallo con 145.
CULTIVOS DE MENOR ESCALA
El resto de los cultivos no superan las 100 hectáreas cultivadas, aunque hay algunas experiencias más que interesantes, como la manzana con 84 hectáreas, el melón con 79, la avena con 75, el centeno con 66,5, pimientos con 43, zanahoria con 41, cebada con 35 o lechuga y festuca (forraje) con 34.
Se destaca además el crecimiento de los almendros, que ya llegan a 30,2 hectáreas, y sandías con 25, misma cantidad que registra el cultivo de acelgas, mientras que el orégano tiene 20,8, el choclo llega a 20,5 hectáreas y la soja a 13.

PEQUEÑAS PRODUCCIONES
También hay pequeñas producciones, como 12,7 de espinacas, 10,1 hectáreas de cereza, 6,7 de higos, 4,26 de frutillas, 4,1 de remolacha, 4 de pepinos, 3,3 de berenjenas, 3,5 de pistachos, 3 de batatas y repollos, 2,7 de habas y de chauchas, 1,8 de arvejas, 1,7 de espárragos y de coliflor, 1,3 de brócoli, 1 de granados y muy pequeñas producciones de puerro, radicheta, porotos, repollito de bruselas, trébol, perejil, ají o achicoria, que no llegan a una hectárea.
El resto de los cultivos se dividen entre flores y plantas ornamentales (15 hectáreas), viveros de forestales y frutales (184) y pastizales (81). Dentro de la categoría de otras forrajeras, hortalizas, frutales y cultivos perennes se registran las 425 hectáreas restantes.