Condenaron a asaltante casi cuatro años después de cometer el hecho

Elio Arenas Britos recibió una nueva condena, esta vez por el asalto a Gloria de Pérsico, ocurrido en octubre de 2015. Fue penado con 7 años y 4 meses de prisión, en una audiencia de juicio abreviado a la que se llegó tras un acuerdo entre el fiscal Javier Giaroli y el defensor del acusado.
En principio, el juicio estaba previsto en dos audiencias, pero al asumir Arenas la responsabilidad del hecho que se investigaba, Giaroli empleó las herramientas necesarias para abreviar el juicio y así se llegó a la mencionada condena.
El sujeto, con muchos antecedentes penales y anteriores condenas, encabezó el asalto que sufrió la mamá de “Ben” Pérsico, joven que falleció a raíz de una asfixia por ingesta de alimento. Cuando finalizó el sepelio del chico, Britos junto a un cómplice se presentaron en la vivienda de Gloria, situada en calle San Lorenzo, simularon ser conocidos de su hijo y le dijeron que traían recuerdos que habían reunido con amigos. La mujer cayó en la trampa y los delincuentes no dudaron en develar sus verdaderas intenciones cuando Gloria los invitó a entrar a la casa. La golpearon y redujeron para robarle 6.000 pesos que, precisamente, eran para costear los gastos del sepelio.
Los gritos de la víctima despertaron la atención de un transeúnte, quien avisó al 911 para reportar que algo estaba sucediendo dentro de la casa. El rápido accionar policial permitió la detención de los autores, uno de ellos “in fraganti” a la salida de la vivienda, con el dinero en sus manos, y el cómplice a pocas cuadras del lugar del atraco.
Arenas Britos fue el más complicado en el proceso subsiguiente, sobre todo por sus antecedentes, entre ellos el millonario robo a la agencia publicitaria Face, en 2010. Sin embargo, recuperó la libertad poco después hasta que volvió a caer por un asalto con secuestro incluido que empezó en una vivienda de Ciudad y terminó en Monte Comán, en un hecho con características cinematográficas.
En ese contexto, solo Arenas Britos quedó ligado al asalto contra Gloria de Pérsico y antes del comienzo del juicio, que estaba previsto en dos jornadas, accedió a través de su defensor a un acuerdo con el fiscal Giaroli para cerrar la pena en 7 años y 4 meses de prisión efectiva.