Condenaron a los hermanos que robaron en un jardín y quedaron grabados

Finalmente los hermanos Mauricio Olivárez (25) y Santiago Olivárez (19) fueron condenados por el robo que perpetraron en el jardín Caprichito a fines de agosto y por el que habían quedado grabados.
Tal como adelantó Diario San Rafael, el martes los Olivárez debían presentarse ante el juez Claudio Gil y el fiscal Javier Giaroli, en principio, para la audiencia de prisión preventiva. Sin embargo, las contundentes pruebas que había en su contra hicieron que aceptaran una mediación de su abogado defensor con el fiscal para pactar una pena y ejecutar un proceso de enjuiciamiento abreviado, lo que terminó prosperando.
Hacia el mediodía del martes, el fiscal Giaroli le comunicó al juez Gil el acuerdo sellado con la defensa de los hermanos, que consistió en 3 años de prisión efectiva y declaración de reincidencia por segunda vez para Mauricio Olivárez, quien continuará en la penitenciaría de la avenida Mitre. En tanto se firmó una condena de 3 años de prisión en suspenso para Santiago OIivárez, quien días antes también había sido detenido por encubrir el robo de cubiertas a una camioneta estacionada frente al casino de calle Emilio Civit. Luego de encontrar los neumáticos en su casa de calle Coronel Plaza, en Pueblo Diamante, la Justicia le había dictado una probation (suspensión del juicio a cambio de buen comportamiento), la que fue revocada tras el robo al jardín. Ahora tendrá una nueva oportunidad y –en libertad– deberá mantener una intachable conducta, caso contrario quedará sin efecto la condición suspensiva de la condena que recibió el martes.
Finalizando agosto, los hermanos Mauricio y Santiago Olivárez “salieron de gira” y se apostaron frente al jardín Caprichito de calle Perú para ingresar con fines delictivos, seguramente sin tener en cuenta las cámaras de seguridad instaladas en el exterior e interior de la institución. Todos los movimientos de los hermanos fueron registrados y quedaron grabados, lo que resultó clave para el posterior esclarecimiento.
Con el video a disposición, agentes de la División de Delitos Informáticos de la Policía identificó a los ladrones y dio lugar a allanamientos ejecutados por la Unidad Investigativa en viviendas de Pueblo Diamante y barrio Cristiano.