Condenaron al autor de un intento de homicidio en el barrio Constitución

Alejandro “Lole” Di Marco fue condenado en un proceso de enjuiciamiento abreviado por los delitos “homicidio en grado de tentativa” y “robo agravado por uso de arma de fuego no habida”, en perjuicio de un hecho sucedido en el barrio Constitución y que tuvo como víctima a un menor de 16 años.
El hecho se produjo el domingo 8 de septiembre en el cruce de Tropero Sosa y Paula Albarracín de Sarmiento, donde Di Marco –a mano armada– atacó al adolescente de apellido Tello, le disparó y lo despojó de elementos de valor. Luego escapó hasta una casa donde lo esperaba su novia, Andrea “La Muñeca” Heredia, quien no tuvo mejor idea que esconder el revólver que usó su pareja debajo de su bebé, cuando este se encontraba en una cama matrimonial. Esa situación le valió a Heredia causas por “tenencia de arma de fuego” y “encubrimiento agravado”.
El fiscal Javier Giaroli, quien quedó a cargo de la investigación, sostuvo que, por las lesiones en una pierna y en la cadera de Tello, Di Marco tuvo intenciones de matarlo y, a partir de eso, reunió las pruebas que confirmaron esa presunción. Así las cosas, tras detenerlo e imputarlo, el representante del Ministerio Público reunió loe elementos necesarios para terminar el proceso en condena.
Di Marco, acorralado por las pruebas en su contra, admitió el hecho que le endilgaban y así el proceso terminó en un juicio abreviado con condena de 4 años para el imputado.
Cabe recordar que “La Muñeca” Heredia, novia de Di Marco, había sido condenada semanas atrás en el marco de un acuerdo similar, también con Giaroli de fiscal. Se le revocó la libertad condicional por una causa por narcotráfico y fue declarada reincidente, razón por la que permanecerá en la cárcel hasta 2021.
Los procesos penales abreviados han “copado” las estadísticas de audiencias judiciales en los tribunales de San Rafael. La mayoría de las causas se cierran en esa instancia, sin que alcancen a transformarse en juicios convencionales. Para que haya juicio abreviado, es indispensable el acuerdo entre el defensor del acusado y el fiscal de la causa, previa admisión del hecho por parte del acusado.