Confirman procesamientos en el entorno de Muñoz y liberan a un ex secretario de CFK

La Cámara Federal de Apelaciones de Buenos Aires confirmó ayer el procesamiento de Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, y del resto de los acusados por maniobras de lavado de dinero, que tuvieron en su eje en quien fuera secretario privado del fallecido ex presidente Néstor Kirchner.

El tribunal también confirmó el procesamiento de Isidro Bounine, ex secretario de la senadora y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pero le revocó el auto de prisión preventiva, informaron fuentes judiciales.

Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi confirmaron los procesamientos de los involucrados en las supuestas maniobras de lavado de dinero, a las que describieron como una fase posterior a la recolección del dinero ilegal, descripto en la causa de los Cuadernos.

El tramo del lavado “se inicia en un momento posterior a que aquel dinero hubiera sido recogido y entregado a los estratos jerárquicos de la organización. Y por ende, los hechos escapaban ya a la posibilidad de que fueran asentados en las anotaciones que registraron la primera parte de la historia”, remarcaron.

Los magistrados sostuvieron que el dinero lavado por el fallecido Muñoz y su entorno, tuvo dos patas: “Por un lado, una local, en donde el dinero se mantenía en diversos negocios y emprendimientos en la Argentina; otra foránea, donde los fondos eran aplicados a la compra de inmuebles en EE.UU.”.

“Muy probablemente el mayor referente en el ámbito nacional sea Víctor Manzanares. El nombrado no sólo habría oficiado como contador de Daniel Muñoz. Según el juez de grado, también habría puesto su trabajo y sus propias sociedades al servicio de la reconducción lícita del dinero con apariencia de licitud”, sostuvieron los jueces.

Manzanares, también ex contador de los Kirchner, declaró en la casusa como arrepentido, tiene prisión preventiva, y afirmó que el dinero lavado por el entorno de Muñoz excedía largamente los 70 millones de dólares rastreados por los investigadores en el exterior.

En la causa en la que se investigan las maniobras de lavado, la propia Pochetti, viuda de Muñoz, declaró como arrepentida y consiguió recuperar su libertad.

El mismo camino atravesaron los testaferros del matrimonio Pochetti-Muñoz, Elizabeth Ortiz Municoy y Sergio Todisco y el ex ministro de Hacienda de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, entre otros.

El que recuperó su libertad fue el ex secretario presidencial, Bounine, a quien la cámara le revocó la prisión preventiva.

Bounine había sido detenido el 16 de enero de este año, después de que Campillo lo sindicara como el hombre que supuestamente los convocó para que ayudara a Muñoz a esconder el dinero obtenido ilegalmente que tenía en su poder.