Confirmaron la prisión para Gil Pereg y cuando fue trasladado al penal se defecó encima

Este jueves la Justicia confirmó la prisión preventiva para Nicolás Gil Pereg (36), detenido e imputado por el crimen de su madre Pyrhia Saroussy (63), y su tía, Lily Pereg (54). Además, también, y pese a la solicitud de la defensa, también confirmaron la pericia psiquiátrica realizada por el Cuerpo Médico Forense.

En este contexto, el ex miembro del Ejército de Israel se defecó encima cuando era trasladado al penal. Además, durante la audiencia, el hombre comenzó a maullar, por lo que el juez Eduardo Martearena decidió desalojarlo.

Luego de esto, cuando fue subido al móvil del Servicio Penitenciario para ser llevado nuevamente al penal, Gil Pereg se defecó, lo que provocó que los agentes tuvieran que bajarlo para limpiar el habitáculo. Con este fallo el juez le dio la derecha a la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos.

Martearena confirmó por segunda vez la prisión preventiva contra el acusado, al entender que si recupera la libertad podría entorpecer la investigación. También dictaminó que los allanamientos en su vivienda de Guaymallén fueron lícitos, rechazando así el pedido de nulidad de los abogados defensores.

Además, también declararon válida la pericia psiquiátrica realizada anteriormente por el Cuerpo Médico Forense, donde indicaron que el sospechoso está lúcido, orientado, y que puede controlar sus emociones.

La única «buena noticia» para el hombre es que se decidió anular el embargo de 4 millones de pesos que había trabado la fiscal Ríos. El magistrado entendió que se trataba de un número desproporcionado. En este sentido ordenó que el dinero que le secuestraron (15.625 dólares y 25.180 euros) sea depositado en un plazo fijo, para luego pagarle a los abogados.

Ahora sus abogados  Maximiliano Legrand, Lautaro Brachetta y Marcos Segovia, intentarían revertir este fallo ante la Suprema Corte de Justicia.