Confirmaron que YPF comenzará a explotar el lado mendocino de Vaca Muerta

YPF empezará a explorar en el lado mendocino de Vaca Muerta, según informó el presidente de la empresa, Miguel Ángel Gutierrez, en el marco del Precoloquio IDEA en Neuquén, donde reconoció que primero se deben resolver «algunos temas regulatorios».

La petrolera hará su primer pozo exploratorio sobre la porción mendocina de Vaca Muerta antes de que finalice el 2019, según detalló Diario Los Andes

El presidente de la petrolera estatal aseguró: «Estamos muy esperanzados en hacer nuestros primeros pozos en Vaca Muerta en Mendoza. Pronto vamos a estar con el gobernador Cornejo y le vamos a comentar que a fin de año vamos a estar haciendo un pozo de exploración», comentó Gutiérrez. Hay algunos temas regulatorios por resolver para poder avanzar, pero está el compromiso de YPF para empezar a explorar la formación del lado mendocino y entender su potencialidad. A partir de ahí veremos en qué se deriva».

De esta forma, YPF se convertiría en la segunda empresa en invertir en tareas de exploración sobre la parte de la roca madre que se encuentra en Mendoza. La primera fue El Trébol, asociada con Andes Energía bajo el nombre de Phoenix Global Resources.

Miguel Ángel Gutierrez y Gastón Remy

Cabe recordar, además, que YPF anunció recientemente la inversión de U$S 160 millones para la extracción de crudo extra pesado en el área de Llancanelo. Este crudo, que entra en la categoría de «no convencional», será mezclado con el crudo liviano proveniente de Neuquén (de Vaca Muerta) para ser procesado. Sin embargo, la declaración de Gutiérrez confirma que Mendoza podría tomar otro protagonismo en la explotación futura de la formación geológica.

Aunque las expectativas son muchas, Mendoza está muy lejos todavía de ser el centro de atención del sector petrolero que llegó a Neuquén para explotar Vaca Muerta.

Gastón Remy, presidente de IDEA y presidente de la petrolera Vista Oil & Gas destacó durante la apertura del precoloquio que ya hay una conciencia generalizada de lo que Vaca Muerta representa para Argentina y para el sector de hidrocarburos, pero reconoció que aún hay mucho por hacer en términos de inversiones y explotación. De hecho, fue tema recurrente durante el foro que hoy se está explotando apenas entre el 4% y el 5% de la superficie de la formación geológica.

Según estadísticas de la Secretaría de Energía de la Nación, en Vaca Muerta hay 17.169 millones de m3 de reservas comprobadas.Este número refiere al volumen de hidrocarburos en condiciones de ser extraído. De acuerdo a un trabajo técnico geológico realizado por el Gobierno de Mendoza, bajo suelo mendocino hay 8.000 millones de m3 de petróleo crudo, de los cuales podrían recuperarse 238 millones de m3 con la tecnología que disponen las petroleras y el escenario económico actual.

Sin embargo, por ahora, el grueso de las inversiones se ha concentrado en la extracción de gas, lo que pone a Neuquén en el centro de la escena, publicó el diario mendocino. En esa provincia ya existe una producción diaria de 27.700.000 m3 de gas y de 11.800 m3 de petróleo en Vaca Muerta. De hecho, informes elaborados por petroleras internacionales afirmaron que Argentina tendría en Vaca Muerta suficiente gas para abastecer el consumo interno durante 400 años.

En tanto, un informe del gobierno nacional indica que el 2019 concluirá con 310 pozos en Vaca Muerta dedicados a la extracción de petróleo convencional, 230 de producción de gas convencional, 307 dedicados a la extracción de petróleo no convencional y 342 pozos de gas natural no convencional, lo que da un total de 1.189 pozos sobre la roca madre.

En total se está trabajando sobre 31 áreas. Solo una (Puesto Rojas) está en Mendoza, por ahora con Phoenix como único operador. Las otras 30 están en Neuquén y son explotadas por YPF, Total, Tecpetrol, Shell, ExxonMobil, PAE, Pluspetrol, Pampa, y Vista Oil & Gas.

Los 1.189 pozos en funcionamiento son posibles gracias a las inversiones realizadas por el sector hidrocarburífero durante el año pasado (se contabilizaron U$S 5.000 millones) y las proyectadas para este año. Se estima que las empresas hidrocarburíferas desembolsarán cerca de U$S 7.500 millones para la producción no convencional y cerca de U$S 2.000 millones para extracción convencional.

En vistas a futuro las perspectivas son muy alentadoras. Se espera un aumento progresivo de las inversiones hasta llegar a los U$S 20.888 millones en 2025, sumando todos los tipos de extracción.