Conflicto en India por la Ley de Ciudadanía: hay cuatro muertos y más de 20 heridos

En su segundo día consecutivo los enfrentamientos en Nueva Delhi, India, ya dejaron como saldo al menos cuatro personas fallecidas y más de 20 heridos tras la polémica Ley de Ciudadanía, aprobada el año pasado. Con gente a favor y en contra, la normativa facilita la nacionalidad para las minorías religiosas llegadas antes de 2015 desde Bangladesh, Pakistán o Afganistán, asumiendo que sufrieron persecución.

 

La polémica norma, tachada por sus detractores como una ley «antimusulmana«, es la última de una serie de medidas impulsadas por el gobierno liderado por el primer ministro, Narendra Modi, un nacionalista hindú en contra de esta comunidad.

 

 

Estos hechos se desarrollan mientras el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra de visita en el país, quien se reunió con Modi en la ciudad de Motera, al noroeste.

 

Entre las zonas afectadas por las protestas en Nueva Delhi, en las que los manifestantes incendiaron varios vehículos y lanzaron piedras, cócteles molotov y otros objetos contundentes, se encuentran también Chandbagh, Bhajanpura y Gokulpuri.

 

El Ejecutivo de Modi, por su parte, ha dicho que la nueva legislación tiene como objetivo “ayudar a los cristianos, sijs e hindúes que han sufrido persecución en tres países con mayoría de población musulmana”. Esos grupos minoritarios, que durante años han estado sin derechos reconocidos en India, tendrán ahora una vía automática para conseguir la nacionalidad india.

 

Foto: Arun Sharma.

 

Los musulmanes suponen el 14% de la población de India y representan la tercera mayor colectividad musulmana del mundo.

 

Esta ley llega después de que el gobierno indio decidiera retirar el estatuto de autonomía a la Cachemira india, la región de mayoría musulmana cuyo control se disputa con el vecino Pakistán.