Conmovedor relato de Elizabeth Vernaci sobre la muerte de su papá: «Nunca imaginé tener que despedirlo de esta manera tan cruel y solitaria»

La locutora contó cómo fueron los últimos días y dio detalles de la particular despedida a raíz de la pandemia. «Lo internaron a principios de agosto y desde ese momento, no lo vimos más».
No son días fáciles para la Negra Vernaci. Hace apenas una semana, su padre falleció en el Sanatorio Franchin a causa de COVID-19. El virus se alojó en su cuerpo, que hacía muchos años venía deteriorándose por una enfermedad de la cual, ella prefirió no dar demasiados detalles.

Este miércoles, tras tomarse una pequeña licencia, volvió a su programa de radio y contó: «Pasé una situación muy difícil… los oyentes son como una familia, quería contarles que la semana pasada, murió mi papá. Estuvimos todo julio y agosto batallando…».

Con la voz quebrada, agregó: «Hacía muchos años que estaba enfermo y esto era esperable pero nunca imaginé que iba a tener que afrontarlo en este contexto, en solitario y de una manera tan cruel. En julio salió de la internación, se fue a su casa para terminar de recuperarse pero allí entró el virus, los que estaban a su alrededor se contagiaron y él también. Volvió a sentirse mal, lo internaron y el hisopado dio positivo».

En su relato, explicó que su papá estaba asistido por enfermeras y cuidadoras a las que agradeció públicamente por el trato y la dedicación para con su papá. «Desde el 5 de agosto, que dio positivo en COVID-19, no lo vimos más. Sólo nos comunicamos por teléfono… empezó a decaer… le llevamos un cura, porque él era muy creyente, mejoró pero no alcanzó. El 25 de agosto me llamaron».

Y cerró: «Con todos los protocolos… se dicen cosas muy crueles. Se siente mucho, la crueldad y el dolor de despedir a un familiar en medio de esta pandemia del orto. No podés llorar en el hombro de nadie, no podés abrazar y es tremendo ver cuando te dan en una bolsita la ropa de tu viejo y ves que los demás están en la misma, aunque no se haya muerto por covid, es horrible.

Fuente: Pronto