Continúa la preocupación por los incendios forestales

Tal como informábamos en nuestra edición de ayer, el peligro de incendios en zonas rurales y de campo de San Rafael está en índice “extremo” según los últimos informes de los especialistas, que esperan una temporada complicada en esa materia.
Diariamente, durante esta época se elabora un informe que configura un índice de peligrosidad de generación de incendios en los departamentos. Este índice se elabora en base a datos como precipitaciones, temperatura, humedad, presencia de vegetación, viento, etc.
Ya ha quedado dicho en este espacio, pero la reiteración histórica del fenómeno merece la repetición de ciertos conceptos. Uno de ellos es que una parte demasiado importante de los incendios rurales en nuestra zona se producen por la acción del hombre y, lo que es peor aún, muchos son provocados puesto que, a pesar de las recomendaciones y las sanciones que las autoridades disponen, hay personas que siguen utilizando el fuego como herramienta para “limpieza” de los terrenos.
En este sentido, las sanciones que se han impulsado desde el poder público para quienes desarrollen esas indolentes conductas no parecen ser suficientes puesto que el fenómeno sigue ocurriendo, afectando negativamente el entorno ambiental y la biodiversidad de nuestra zona, más allá de los gastos y esfuerzos que presupone la lucha contra esos incendios.
Por otra parte, hace apenas unos días, la Organización Mundial de la Salud advirtió que la deforestación del planeta “reduce la abundancia de ciertos organismos, propician la multiplicación de otros, modifican la interacción entre ellos y alteran las interacciones entre los organismos y sus entornos físico y químico. La manera en que se presentan las enfermedades infecciosas se ve influida por estas perturbaciones”, entre las que podríamos ubicar al célebre covid-19.
Los incendios forestales nos golpean y podrían seguir golpeándonos. Al ser humano le corresponde cuidar más su ecosistema si es que no quiere nuevas y peores consecuencias.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorEfemérides
Artículo siguienteSíntesis Deportiva