Continúan las protestas en Chile y prosiguen los duros enfrentamientos

Las protestas parecen no tener fin en Chile, ayer por la tarde la policía volvió a cargar contra manifestantes con gases lacrimógenos en Santiago.

Los carabineros dispersaron a los manifestantes que se encontraba en las afueras del Mall Costanera Center con el uso de carros hidrantes y gases lacrimógenos.

Decenas de personas se manifestaban en el exterior y en los alrededores de ese gran comercial, luego de que por redes sociales se realizara un llamado a protestar allí en medio del estallido social que se vive en Chile.

El pequeño grupo de manifestantes que habían estado protestando en el lujoso shopping se trasladó hasta la sede de la Unión Democrática Independiente (UDI), en la comuna de Providencia, y comenzó a atacar la casona del partido pinochetista que es parte de la coalición del gobierno Sebastián Piñera.

Pintó el frente con palabras como «golpistas» y el símbolo anarquista, tiró abajo las rejas que protegían el lugar, forzó la puerta de entrada y sacó un televisor y muebles pequeños y los destruyó, según la Radio Cooperativa.

Según este medio local, todas las personas que trabajan dentro de la sede partidaria fueron evacuadas antes del ataque.

Algunos manifestantes intentaron utilizar estos muebles destrozados para formar una barricada y prenderla fuego; sin embargo, los carabineros llegaron antes y dispersaron a la protesta y recuperaron el control de la casona.

A través de su cuenta en Twitter, la UDI condenó el ataque y pidió al gobierno que sancione a los responsables de «estas acciones vandálicas» que, según sostuvo, buscan «amedrentarlos».