Continuidad pedagógica: se priorizó el acompañamiento de séptimo grado para pasar a primer año

La Dirección General de Escuelas (DGE) definió importantes estrategias educativas frente a la situación sanitaria, teniendo como principal objetivo garantizar el derecho a la educación de todos los estudiantes de la provincia de Mendoza. En este marco se resolvió la continuidad pedagógica 2020-2021.

Cabe destacar la situación especial que atravesaron los alumnos y alumnas de séptimo grado que pasaron de un nivel a otro, donde se establecieron objetivos sobre aprendizajes prioritarios que, a medida que los estudiantes los lograban, se iban acreditando los diferentes espacios curriculares.

Desde el comienzo de la presencialidad en noviembre, correspondiente al ciclo lectivo 2020, se priorizó el acompañamiento a los alumnos del último grado de la escuela primaria con trayectorias débiles.

Respetando la multiplicidad de situaciones, se realizan cortes temporales para la promoción al nivel Secundario, pudiendo promover a partir del 20 de noviembre de 2020 y con una primera fecha de cierre al 12 de marzo de 2021. Desde el gobierno escolar se decidió que ante el seguimiento de los diferentes casos y por pedido de directores y supervisores, se extendió la posibilidad de promocionar hasta el 16 de abril de 2021.

La DGE cuenta con herramientas que permiten acompañar las trayectorias escolares de los estudiantes que deben pasar de un nivel a otro. Una es el sistema GEM (Gestión Educativa Mendoza), que brinda datos nominales de cada uno de los alumnos, las dificultades y el registro de su trayectoria.

La otra herramienta importante es el Plan Provincial de Articulación, donde se trabaja conjuntamente entre los diferentes niveles. En el caso de los alumnos de séptimo, las escuelas de origen acuerdan con las escuelas destinos del nivel Secundario, brindándoles toda la información de los alumnos y los datos específicos de sus trayectorias. El objetivo de esta acción educativa es acompañar y observar a cada alumno con una única trayectoria desde el nivel Inicial hasta finalizar el Secundario.

Desde la DGE se pudo observar que, a medida que se iban sucediendo los diferentes cortes temporales, se sumaban más alumnos que pasaban al nivel Secundario.

De un universo de aproximadamente 32.000 alumnos y alumnas de séptimo grado entre escuelas de gestión estatal y privada, se observó que menos de 1 por ciento tuvo dificultades durante el traspaso.

En un trabajo conjunto entre directores, supervisores y profesionales de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Educativas (Doaite) y en diálogo con los padres de los alumnos, se acordó que aproximadamente 20 estudiantes permanecieran en séptimo grado, para beneficio del estudiante. Cabe aclarar que hoy no se habla de repitencia, que trae consigo la idea de volver a hacer lo mismo, sino que se hace hincapié en la permanencia, donde el alumno tiene la posibilidad de continuar en el grado, partiendo de los aprendizajes logrados y haciendo foco en los aprendizajes prioritarios que no pudo lograr.

El gobierno escolar destaca el trabajo realizado, que pone en evidencia lo valioso que fue acompañar la presencialidad de estos alumnos y alumnas para hacer efectiva una transición articulada entre niveles.