Controversia judicial: una mujer quiere abortar y el padre quiere que nazca

En San Juan se ha dado un caso que ha generado revuelo a nivel nacional. Una mujer quedó embarazada, deseaba abortar pero su pareja no y, en consecuencia, el hombre llevó el caso a la Justicia, sentando un antecedente para posibles casos futuros. Mónica Lobos, abogada del denunciante, se refirió al caso a través de FM Vos (94.5).
Una pareja que se conoció en la adolescencia salió durante un tiempo; los avatares de la vida los separaron y cada uno formó familia; después quedaron solteros y una vez más se juntaron para desarrollar un proyecto de vida en común, al que no solo decidieron darle la formalidad del matrimonio, sino sumarle también un hijo. En marzo pasado, la mujer quedó embarazada pero por cuestiones personales –ante la existencia de la ley que lo permite–, planteó su deseo de abortar. El hombre no estaba de acuerdo, primeramente porque considera que es su hijo, que tiene derecho a ser padre y, como tal, a estar con él, además de pensar que el feto es sujeto de derecho.
“Recordemos que fueron juntos a la ecografía, lo han visto, son casi 4 meses de gestación, saben que está vivo y este papá simplemente pide la protección del niño por nacer y la protección de su propio derecho”, explicó Lobos, y agregó que el 23 de abril se presentó un pedido de medida cautelar, en el que intervino una jueza de Familia que se declaró incompetente, por lo que el caso pasó al 11° Juzgado Civil, que consideró que no se cumplía con los requisitos de una medida cautelar porque consideraba que no había verosimilitud ni peligro en la demora, teniendo todas las pruebas en el expediente, lo cual fue apelado por el hombre.
Finalmente, el sábado hubo una sentencia por parte de la 3ª Cámara Civil. Sobre esta decisión judicial, la abogada dijo que “la Cámara tercera se pronunció revocando la sentencia de primera instancia y concediendo la medida cautelar. Esta hace referencia no solo a la protección de personas sino también al comportamiento que tiene que tener el papá, es decir, a la caución de proteger a su hijo y al estado de embarazo de su esposa, como así también proteger al niño por nacer. Es decir, que en esta nueva cautelar podemos ver la protección de los tres derechos”.
La abogada –como muchos argentinos– se pregunta ahora si la ley que dio permisión legal al aborto, consideró o no que el niño viva y que el padre ejerza sus derechos constitucionales.
Cabe decir que al momento del nacimiento, la mamá tendrá aún la posibilidad de ejercer su maternidad. «El papá reclama su responsabilidad parental unilateral. Si la mamá también quiere ejercerla, bárbaro, y si no quiere hacerlo, el papá está totalmente dispuesto a hacerlo. Tengo entendido que este es el primer caso a nivel nacional que se ha planteado», aseguró la abogada.