Coronavirus en Europa: confirman en Alemania el primer contagio de un paciente que no se infectó en China

Se han registrado otros dos casos de infección entre humanos fuera de China: en Japón y en Vietnam. Alemania confirmó hoy el primero contagio el coronavirus de Wuhan en Europa de un paciente que se no se infectó en China.

Aunque hasta el momento se habían contabilizado medio centenar de casos en una docena de países, todos eran importados, excepto uno, en Vietnam. Japón también ha informado este martes del primer contagio dentro de sus fronteras.

Las autoridades alemanas informaron que el hombre se contagió durante un curso de formación de una empresa en el que participó una ciudadana china portadora del virus. La mujer voló de vuelta a su país el pasado jueves, donde el domingo le diagnosticaron la enfermedad tras presentar síntomas. La trabajadora había recibido antes de viajar a Alemania, la visita de sus padres, procedentes de Wuhan. El paciente alemán acudió con normalidad a la oficina hasta el lunes, a pesar de haberse sentido griposo durante el fin de semana, al desconocer el riesgo de contagio, según informaron en conferencia de prensa en martes las autoridades sanitarias de Baviera.

Webasto, una empresa de componentes de automóvil, confirmó que la persona infectada es uno de sus empleados de su sede en Stockdorf. La compañía explica que “una empleada de la empresa en China visitó la semana pasada las oficinas de Alemania y dio positivo en las pruebas de coronavirus a su vuelta a China”. La trabajadora estuvo en Alemania del 19 al 23 de enero. “Los dos trabajadores están bien, considerando las circunstancias. Los dos están siendo tratados en el hospital y estamos en contacto con ellos”, indicó la compañía en un comunicado. Webasto ha cancelado todos los viajes a China durante al menos las dos próximas semanas y los empleados en Alemania podrán trabajar desde casa esta semana.

De momento, no hay más empleados que hayan manifestado síntomas. Aun así, el gobierno alemán informó que mantienen bajo observación a unas 40 personas del entorno familiar y laboral del infectado. Supervisan también posibles síntomas en la escuela infantil de los hijos del infectado. El paciente se encuentra ingresado en una clínica en Múnich.

La ministra de Sanidad bávara, Melanie Hulm, aseguró que se toman la situación “muy en serio”, pero aseguró también que están “muy bien preparados”. Hasta ahora, los especialistas habían considerado bajo el riesgo de infección en la zona. Así lo aseguraron la unidad de infecciones de la oficina de Salud y seguridad alimentaria y el Instituto Robert Koch.

Un total de 106 personas han muerto, todas en China, y más de 4.500 han resultado afectadas por la enfermedad respiratoria originada en la ciudad de Wuhan.

 

Fuente: El País