Coronavirus en Neuquén: dos muertos y 19 contagiados por violar la cuarentena para realizar un asado

La localidad de Loncopué en Neuquén se encuentra aislada y se cree que un asado fue el que propagó la enfermedad en la ciudad debido a la cantidad de casos de personas con coronavirus que se encontraron allí.

Loncopué es un pueblo de unos 6000 habitantes ubicado en el oeste de Neuquén . Hoy se encuentra aislado preventivamente del resto de la provincia por la cantidad de casos de coronavirus que se registraron allí.

Lo más impactante es que, al parecer, la mayoría de esos casos se produjeron luego de que un grupo de habitantes del lugar se reunieron a comer un asado el primer fin de semana después de decretarse la cuarentena. Hasta el momento, la localidad registra dos muertos por el Covid-19 , 19 contagiados y unas 60 personas aisladas a la espera de los resultados de los tests.

«Hay gente que no respetó la cuarentena y nos provocó un desastre», señaló consternado Walter Fonseca , intendente de Loncopué, al medio local LMNeuquén, luego de que se confirmara la segunda muerte de un lugareño por el coronavirus.

 

Se trata de un hombre, de 64 años, que falleció la madrugada del miércoles en Zapala, y que habría compartido un asado con varias personas aquel primer fin de semana de aislamiento obligatorio, que al parecer no fue respetado.

«Se juntaron en zona de chacras, comieron un asado y compartieron una cerveza o un vino de la misma botella», contó Fonseca, que señaló además que las personas que se encuentran aisladas esperando los resultados del test habían tenido contacto con este hombre.

La primera vícitma mortal del coronavirus en la localidad había sido un hombre de 68 años, que falleció el pasado lunes. Según lo que narró el intendente, esta persona «era un hombre con discapacidad que le pidió a su vecino, que actualmente se encuentra aislado, que le limpiara un calefactor. Esa persona es hijo del hombre fallecido en la madrugada de hoy [miércoles]».

Las autoridades comunales junto al comité de crisis analizan de dónde pudo provenir a la localidad el caso cero, y creen que pudo haberse iniciado con la presencia del «paciente cero» en ese asado familiar. «Ninguno de ellos hizo la cuarentena y expuso a los otros», concluyó el intendente.

Ayer la fiscal en Jefe Sandra González Taboada decidió blorquear preventivamente la ciudad. Desde anoche no se permite el egreso ni el ingreso al pueblo, excepto los casos excepcionales que tiene que ver con la provisión de alimentos e insumos básicos.

Fuente: La Nación