Coronavirus: Mendoza estudia la efectividad del tratamiento con vitamina D

Mendoza comenzó a reclutar a pacientes con coronavirus para evaluar la efectividad clínica del tratamiento con vitamina D y hará su aporte en una investigación que se está realizando en el todo el país con el ensayo que busca llegar a 1.000 personas.

La evaluación local se realizará en 200 enfermos, a través de un consentimiento informado, en donde 100 se someterán a tomar una dosis única de vitamina D, con el objeto de bajar los niveles de inflamación y el riesgo de que empeore su cuadro.

Mientras tanto, otro grupo recibirá un placebo y se determinará cuál es en realidad la acción de este medicamento como paliativo para combatir el COVID 19, mientras se aguarda con expectativas la llegada de la vacuna.

Walter Manucha, médico mendocino, está al frente de la investigación que se desarrollará en siete efectores de salud pública y  privada.

 

Walter Manucha, investigador del CONICET. (Gentileza Facultad de Ciencias Médicas).

 

El investigador de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) logró la colaboración del sistema de salud mendocino para terminar de completar el trabajo que ya tiene los primeros indicios de las bondades de la vitamina D.

En los últimos días se estuvieron llevando adelante las capacitaciones en los hospitales El Carmen, Italiano y Central, entre otros.

Manucha explicó que a fines de diciembre se tendrán los primeros resultados. Además destacó que este medicamento abre una esperanza para mejorar el tratamiento de los enfermos moderados a graves del virus ARS-CoV-2 y evitar la saturación de los hospitales, principalmente las camas críticas de Terapia Intensiva.

 

El experto, miembro del Centro Científico Tecnológico (CONICET) Mendoza, lidera el trabajo titulado “Ensayo controlado con vitamina D en altas dosis versus placebo para prevenir las complicaciones evolutivas de pacientes infectados por COVID-19”.

Manucha detalló que si bien el comportamiento de la curva epidemiológica tiene una tendencia en baja, el estudio traerá beneficios no sólo a nivel preventivo, sino terapéutico, mejorando el pronóstico de quien contrajo el virus, evitando que requiera de asistencia respiratoria mecánica y de atención en terapia intensiva.

 

El médico Alejandro Chirino del Hospital Italiano junto al investigador Maximiliano Carmona, coordinador en Mendoza del estudio.

 

Este proyecto fue seleccionado en una convocatoria que realizó la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y logró el financiamiento de hasta US$ 100.000 para su puesta en marcha.

 

Los beneficios de la vitamina D

 

Manucha explicó este jueves en las Jornadas de Investigación de la UNCUYO que la potencialidad de la vitamina D ya ha sido ampliamente estudiada para otras enfermedades y ha demostrado cómo su utilización como complemento nutricional sirve para aminorar el impacto de las infecciones y la inflamación.

En esta investigación se darán unas 5.000 unidades internacionales a pacientes mayores de 45 años, hospitalizados y con diagnóstico positivo de COVID 19.

«Es una contribución más al tratamiento del coronavirus, como lo es la aplicación de plasma de pacientes recuperados y ya obtuvimos la autorización del Ministerio de Salud de la provincia, con distintos servicios médicos que lo ofrecerán a las personas que estén cursando la enfermedad», amplió el médico.

Este aporte será vital ante un posible rebrote del virus, sobre todo poniendo énfasis en los pacientes de más avanzada edad y que tienen un mayor deterioro de la salud con esta enfermedad.

 

 

Los centros de investigación en Mendoza

En Mendoza se están abriendo siete centros de investigación donde se pedirá la colaboración de los positivos de COVID 19.

  • Hospital Lagomaggiore
  • Hospital Italiano
  • Hospital Central
  • Hospital Ramón Carrillo
  • Hospital Scaravelli
  • Clínica de Cuyo
  • Hospital El Carmen

Fuente: El Sol