Coronavirus: qué es la cepa británica que se detectó en Mendoza

La cepa británica de coronavirus es la variante encontrada por primera vez en la región de Kent, en Gran Bretaña. Para los expertos, la cepa resulta preocupante ya que podría socavar la protección que ofrecen las vacunas contra el desarrollo del COVID 19.

El coronavirus ya registra millones de contagios. Más allá del virus conocido, las nuevas mutaciones generan temor respecto de si las vacunas podrán o no ser efectivas frente a ellas.

La variante de Kent “va a barrer el mundo, con toda probabilidad”, dijo a la BBC Sharon Peacock, directora del consorcio COVID-19 Genomics UK. Para la especialista, esta cepa podría convertirse en la dominante del mundo y, aunque, por el momento, las vacunas son eficaces contra estas variantes, el peor temor de los científicos es el que generan las posibles mutaciones.

“Lo preocupante de esto es que la variante 1.1.7. que hemos tenido circulando está empezando a mutar de nuevo y a obtener nuevas mutaciones que podrían afectar a la forma en que manejamos el virus en términos de inmunidad y eficacia de las vacunas”, explicó Peacock a la BBC.

La nueva mutación, explicó la investigadora, fue encontrada en Bristol, en el suroeste de Inglaterra y fue designada como “variante preocupante”, por el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes.

Hasta ahora se presentaron unos 21 casos de esa variante que tiene la mutación E484K, que se produce en la proteína de la espiga del virus. Este mismo cambio se vio en las variantes sudafricana y brasileña.

En total, son tres las variantes principales que lograron identificarse, aunque a este reporte hay que sumarle la cepa de la India. Por un lado, está la sudafricana, conocida como 20I/501Y.V2 o B. 1.351. Además, está la mencionada variante británica o de Kent, conocida como 20I/501Y.V1 o B.1.1.7; y finalmente, la brasileña, conocida como P.1.

 

Fuente: La Nación / BBC / El Sol