Coronavirus: se perdieron 34 millones de puestos de trabajo en Latinoamérica y el Caribe por la pandemia

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó este miércoles que América Latina y el Caribe perdió 34 millones de puestos de trabajo y se convirtió en la región más afectada en el mundo en términos de ingresos laborales por una recesión económica por a la pandemia del coronavirus.

Según un reporte de la Organización, la pérdida de esa fuerza laboral se registró en el primer semestre del año en nueve países de América Latina y el Caribe que representan el 80% del empleo total en la región.

“América Latina y el Caribe experimentan una crisis sin precedentes en sus mercados de trabajo como consecuencia de la pandemia por COVID-19”, explicaron desde la OIT.

La OIT dijo que la fuerte caída de los indicadores del empleo es producto de una histórica crisis económica que sufre la región, que registraría en el 2020 una caída de su Producto Interno Bruto del 9,4%, según el Fondo Monetario Internacional.

“Enfrentamos un desafío sin precedentes, el de la reconstrucción de los mercados laborales de la región, lo cual implica enfrentar fallas estructurales que se han agudizado con la pandemia”, afirmo al respecto en un comunicado el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, a Reuters.

En los tres primeros trimestres del año, la reducción estimada de las horas trabajadas fue del orden del 20,9%, mientras que los ingresos por trabajo se contrajeron en 19,3%. Así la región resultó la más golpeada a nivel mundial en términos de horas y de ingresos laborales.

La tasa de ocupación promedio en los países de la región cayó en el primer semestre 5,4 puntos porcentuales a un 51,1% frente al mismo periodo del año pasado. En el segundo trimestre aún más, hasta 9,2% puntos porcentuales.

“Esta crisis, por lo tanto, estaría exacerbando los elevados niveles de desigualdad existentes antes de la irrupción de la pandemia, aun cuando los países han realizado importantes esfuerzos para implementar rápidamente un conjunto de políticas tendientes a sostener el empleo y los ingresos”, dijo la OIT.