Covid-19 en Mendoza: “El número de ocupación de camas ha tenido un crecimiento sostenido”

De acuerdo a datos oficiales provistos por el Ministerio de Salud de la provincia, en el Gran Mendoza la ocupación de camas de Unidades de Terapia Intensiva alcanzó el 71%. Frente a ello hay miradas sanitaristas que ven la situación con preocupación y hablan con prudencia respecto de los contagios, mientras que hay otros que la ven con mayor preocupación y se muestran temerosos a un colapso a corto plazo. Opinó a través de FM Vos (94.5) y de Diario San Rafael, el delegado regional Cuyo de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Gonzalo Álvarez Parma.
El funcionario señaló primeramente, que “la situación es preocupante”, debido al creciente número de contagios y que “por ende el número de ocupación de camas ha tenido un crecimiento sostenido, al punto que durante la segunda parte de la semana pasada se alcanzó plena la ocupación de las camas de Terapia Intensiva que están destinadas exclusivamente a los pacientes con covid”. Aclaró que al hablar del Área de Terapia Intensiva, deben diferenciarse las camas que están destinadas a pacientes por enfermedades por covid y aquellas que están destinadas a quienes no tienen covid. “En ese sentido, las camas destinadas a pacientes con covid, tuvieron una ocupación plena en el Gran Mendoza desde hace algunos días”, expresó y no dudó en afirmar que de continuar así, las que quedan se ocuparán rápidamente.
Sobre lo que está siendo el ritmo de vacunación en la provincia y el país, Álvarez Parma dijo que ha sido sostenido pero lento, llegando la segunda ola de la pandemia con la mayoría de la población sin haber sido vacunada. “Se ha empezado por los grupos de mayor riesgo y el personal estratégico, como el personal de salud, abocado a la atención de estos pacientes y ya se los ha vacunado prácticamente a todos con las dos dosis. Si hablamos de las medidas restrictivas sabemos que son un problema, que a nadie le gusta, que tienen un gran impacto sobre la economía pero también tienen un gran impacto sobre todo en la ocupación de camas no-covid. Traumatología en nuestra provincia es un gran problema, que demanda muchos recursos sanitarios, en cuanto a la ocupación de camas críticas sino de Terapia Intensiva, entonces teniendo menor cantidad de ingresos de patologías no-covid, obviamente se puede ampliar el número de camas para pacientes covid y eso, en parte, aliviana la carga sanitaria”, explicó e hizo hincapié entonces, en la importancia de una responsabilidad individual y colectiva en todo sentido, especialmente en cuanto a medidas sanitarias.
Respecto de la cantidad de terapistas, aseguró que “no es un problema de Mendoza exclusivamente, sino de nivel nacional e incluso de nivel mundial, ya que la especialidad en Terapia Intensiva no es algo que se logre en un año ni en dos, sino que lleva bastante tiempo formar un intensivista” y por lo tanto, el recurso humano existente coincide con el del 2020. Ante ello, cardiólogos, anestesistas, otros profesionales e incluso médicos residentes –con el acompañamiento de intensivistas– han aportado todo lo posible.