SECCIONES
  • En la vida todo es nada y nada es todo. | Milly Alcant

viernes 2, de diciembre , 2022

COVID: asesinaron a puñaladas y tiraron desde el piso 14 al jefe de investigación de una vacuna rusa

Un destacado científico ruso, que lideraba una investigación sobre una vacuna contra el COVID-19, murió este fin de semana tras ser apuñalado y arrojado desde un piso 14 de un departamento en San Petesburgo.

Alexander “Sasha” Kagansky, de 45 años, fue asesinado: estaba tendido en la vereda y en ropa interior, según informó el diario ruso Moskovsky Komsomolets (MK).

El Comité de investigación de Rusia abrió una causa por homicidio. Una de las hipótesis es que en el departamento en el cual se encontraba el biólogo habría tenido lugar una pelea, según detallaron los investigadores en los informes.

En las últimas horas, la Policía detuvo a un hombre de 45 años como potencial sospechoso para interrogarlo, informó e2news.com.

Kagansky era un científico genetista que trabajaba en el desarrollo de una de las vacunas rusas candidatas contra el coronavirus, aunque no se especificó si lo hacía en la Sputnik-V o en una alternativa.

El experto había llegado de visita a esa ciudad para encontrarse con unos amigos. Ya que él vivía en Vladivostok, una importante localidad portuaria del país, ubicada en la bahía Golden Horn, cerca de las fronteras con China y Corea del Norte.

Kagansky formaba parte del Global Young Academy y, al enterarse de la trágica noticia, le dedicaron un sentido mensaje en su página web: “Sasha fue uno de los miembros más activos de GYA y una verdadera inspiración. Estamos profundamente tristes y afectados por su prematura muerte y nos unimos a su familia y amigos en el duelo por esta trágica pérdida. Sasha fue miembro de GYA desde 2015-2020, y en este tiempo hizo innumerables conexiones significativas e inició y colaboró en muchos proyectos inspiradores”, escribieron.

¿Quién era el científico asesinado en Rusia?

Alexander “Sasha” Kagansky era director de un Centro de Medicina Genómica y Regenerativa de la Facultad de Biomedicina de la Universidad Federal del Lejano Oriente en Vladivostok, Rusia. Recientemente, había recibido una subvención de las autoridades locales para investigar nuevas formas de diagnosticar y tratar tumores malignos, que serían claves para el futuro de la medicina molecular. En sus estudios, combinaba genética, biología sintética, bioquímica y proteómica.

Antes, había trabajado durante 13 años en la Universidad de Edimburgo, en Escocia, donde fue miembro del equipo en la Unidad de Genética Humana del MRC, del Instituto de Genética y Medicina Molecular de esta casa de estudio.

De 2005 a 2012, “Sasha” trabajó en el Wellcome Trust Centre for Cell Biology de la misma universidad, como investigador asociado postdoctoral y luego como investigador asociado senior.

En 1998,obtuvo su Maestría en Biofísica de la Universidad Politécnica Estatal de San Petersburgo en Rusia. Seis años más tarde, se doctoró en Biología Molecular, después de pasar tres años en los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH).

Además de la investigación en el laboratorio, Kagansky organizaba regularmente actividades científicas de participación pública para diferentes grupos, que incluían artistas, alumnos de la escuela primaria y público en general, en diferentes partes del mundo.

En 1991, cuando la URSS colapsó, fue el primer delegado ruso en el Parlamento Europeo de la Juventud.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción