Crece el número de “cuentos del tío” en relación al dólar

Desde hace un tiempo se vienen dando una serie de “cuentos del tío”, vinculados al dólar. Al respecto se refirió en diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, el fiscal Javier Giarolli, quien afirmó que se trata de un tipo de delito cada vez más común, basado en que los autores saben que el mismo tiene penas bajas (por no ser violento), por lo que es necesario advertir especialmente a los adultos mayores.
Estas estafas suelen causar enormes daños económicos a las víctimas, incluso quitando los ahorros económicos de toda una vida, frente a consecuencias penales prácticamente irrisorias (ni hablar si queda en una mera tentativa). El fiscal dijo que han ocurrido muchos hechos de este tipo, defraudaciones de mucho dinero, y afortunadamente, han ocurrido hechos que han podido ser esclarecidos. Por ejemplo, el martes 20 en la calle Monte Caseros ocurrieron dos llamadas de este tipo, donde una mujer aducía que era la hija de las personas que estaba llamando, y con el cuento de que “había que cambiar los dólares”, decía que una persona iba a ir a buscar los dólares para llevarlos al banco a cambiarlos. Pero se dieron cuenta que era una estafa, un engaño y una señora cortó el llamado y se comunicó con su hija que vivía muy cerca, lo que provocó que se hiciera presente a los pocos segundos en la casa de su mamá y se encontrara a un sujeto en la puerta tocando el timbre, que no pudo explicar qué estaba haciendo y que incluso intentó escapar corriendo, se sacó parte de la ropa en el camino, intentó refugiarse en un taller, pero gracias al accionar de los vecinos se produjo su aprehensión. Era un muchacho de 28 años de apellido González oriundo de Guaymallén, que no tenía antecedentes pero que igualmente quedó en la penitenciaría en calidad de “detenido”.
Algunos días después, ocurrió un hecho en el que una señora mayor que vive en calle Quiroga, perdió los ahorros de toda su vida, los cuales correspondían a una pensión que cobra del extranjero, pero también el accionar de los vecinos permitió esclarecer el caso. Una vecina, al ver maniobras extrañas sacó una fotografía del vehículo en el que andaban los autores, lo que permitió que después esas personas fueran aprehendidas por la policía. Los malvivientes son dos personas oriundas de Maipú, de apellido Esteban y Cuello. Debido a la cercanía de Guaymallén con Maipú, el fiscal no descarta que ambos hechos tengan algún tipo de relación, por lo que esas personas no sólo estarían cometiendo estafa, sino que además formarían parte de una asociación ilícita, agravando su situación procesal. Esteban ya tiene una condena por asociación ilícita, por estafa e incluso está en libertad condicional, por lo que probablemente no recupere la libertad.