Creen que el ataque a un hombre se concretó a cambio de dinero

El domingo por la noche, más de un llamado al 911 informó sobre un problema entre vecinos en calle Córdoba al 700, en el barrio Constitución. Hasta ese lugar se desplazaron agentes policiales, quienes intervinieron en una supuesta pelea, prácticamente le salvaron la vida a un hombre y detuvieron a otros cuatro, presuntos agresores. 

El domingo por la noche, más de un llamado al 911 informó sobre un problema entre vecinos en calle Córdoba al 700, en el barrio Constitución. Hasta ese lugar se desplazaron agentes policiales, quienes intervinieron en una supuesta pelea, prácticamente le salvaron la vida a un hombre y detuvieron a otros cuatro, presuntos agresores.
Fabián Andrés Blasco fue trasladado de urgencia al hospital Schestakow, a donde ingresó con un traumatismo encéfalocraneano e inconsciente, producto de la golpiza que había recibido minutos antes.
La Policía, a través de sus distintas divisiones, se abocó al esclarecimiento de lo sucedido, conjuntamente con la Fiscalía del doctor Javier Giaroli. La investigación arrojó un resultado sorprendente: los atacantes de Blasco habrían cometido el hecho a cambio de plata, ofrecida por otro hombre quien procuraba vengarse contra el agredido. En el medio, pudo saber este diario, una mujer con la que ambos mantuvieron una relación.
Según añadieron fuentes judiciales, dos de los detenidos son los hermanos Oga, conocidos en la zona donde se produjo el hecho. “Están detenidos por sicarios”, afirmaron desde tribunales. Y así lo define la imputación que recayó sobre ambos: “Lesiones graves agravadas por promesa remuneratoria”, “Portación ilegal de arma de fuego” y “Amenazas agravadas por uso de arma de fuego”.
Giaroli encontró elementos en la etapa inicial de la investigación, que le permitió inferior que los hermanos Oga – a cambio de una suma de dinero – atentaron contra Blasco. En principio, en base a la acusación que pesa sobre los Oga, no se ha considerado que hubo un intento de homicidio.
Ahora el objetivo del fiscal es determinar cómo se gestó la promesa de pago. Hay dos detenidos más en la causa y no trascendió si uno de ellos es quien habría ofrecido el dinero para las agresiones a Blasco.
No es habitual en San Rafael un caso de agresiones u homicidio “por precio o promesa remuneratoria”, como quizás sucede con más asiduidad en otras ciudades. Se trata de personas que, a cambio de un monto de plata, ejecutan crímenes. Esa acción es propia del mundo del narcotráfico o de mafias que operan en zonas metropolitanas.
El Código Penal prevé como agravante al hecho doloso que se comete a cambio de una remuneración, dentro de los delitos contra las personas. En su artículo 80, la normativa establece la prisión o reclusión perpetua “al que matare a otro por precio o promesa remuneratoria”.
Además de las detenciones anteriormente mencionadas, en el caso del barrio Constitución también fueron secuestradas dos armas de fuego, una tumbera y un revólver calibre 22, un chaleco antibalas y varias municiones de distinto calibre.