Crimen del matrimonio Scalia: el 28 de mayo se define el inicio del juicio por jurado contra los acusados

El próximo 28 de mayo, en una audiencia presidida por el juez Ariel Hernández, quedará definida la fecha de inicio del juicio a los cuatro acusados de asesinar a Miguel Ángel Scalia y Liliana Balmaceda, hecho que se conoció públicamente como el “doble crimen del barrio Nihuil”, debido a que ocurrió en la vivienda del matrimonio situada en calle Gutiérrez de nuestra ciudad.
Será, ni más ni menos, el segundo juicio por jurado de San Rafael, luego del que terminó con la condena a Damián Ortega por el crimen de Florencia Peralta. En una audiencia paralela a la preliminar al juicio se conocerá también quiénes serán los 12 jurados titulares que tendrán la responsabilidad de declarar la culpabilidad o no culpabilidad de los cuatro acusados: Cristian Pajón, Ricardo Peñalbe, Carlos Ávila y Fernando Olivares.
Además de los 6 hombres y las 6 mujeres que conformarán el jurado titular, también serán designados los 4 suplentes. Este tribunal será elegido entre 96 personas que fueron preseleccionadas y de las cuales 16 ya fueron parte del proceso a Ortega, por lo que quedan 80 ciudadanos del Sur. Cabe recordar que cada parte tiene la posibilidad de rechazar hasta 4 aspirantes a jurados, en un proceso que incluye hasta la revisión de sus redes sociales.
El caso, que se juzgará posiblemente en junio, también se vio caracterizado por una investigación compleja, con varios obstáculos en el camino para la fiscal Rossi por la falta de solidez probatoria en muchos pasajes de la instrucción.

El hecho
El 24 de septiembre de 2017, Miguel Scalia y Liliana Balmaceda se encontraban en su casa de calle Gutiérrez, en barrio Nihuil, junto a su hija, que padece discapacidad mental y motriz.
Miguel y Liliana, en ese momento, quedaron a merced de delincuentes que irrumpieron por el portón. Se sospecha que buscaban dinero que recientemente había percibido el dueño de casa, producto del cobro de una jubilación y alquiler de una panadería que había en el fondo de la propiedad y que ellos habían dejado de trabajar.
Los delincuentes, dispuestos a todo, se encontraron con Liliana Balmaceda, a quien golpearon con un trozo de hormigón en la cabeza y le provocaron una fuerte caída por la que golpeó su nuca. En el piso le continuaron asestando golpes y la asfixiaron hasta provocarle la muerte. Los desesperados gritos de Liliana llamaron la atención de Miguel Scalia, el que todavía en el interior de la propiedad fue sorprendido por los agresores y golpeado con un objeto contundente en la cabeza. Se cree que se trató de una maza de construcción, herramienta que hasta el momento no apareció.
Después de asesinar a los dueños del inmueble, los malvivientes sustrajeron al menos 17.000 pesos. Sin embargo, de acuerdo a las declaraciones de la hija del matrimonio, la suma pudo ser mayor.
Una de las hipótesis, desde que comenzó la investigación, apunta a que los delincuentes mataron a Miguel y Liliana porque los conocían. De hecho trascendió, ni bien sucedió el luctuoso episodio, que Cristian Pajón vivió toda su infancia y adolescencia frente a la casa del matrimonio, donde todavía reside su padre.
Respecto de Ávila, se cree que después de salir de la cárcel se juntó con Peñalbe y Olivares, quienes eran sus amigos y compartían “momentos de cancha” alentando al Club El Porvenir. Para Rossi, Pajón –el principal sospechoso– “tentó” a Peñalbe, Olivares y Ávila para cometer el robo en la casa del matrimonio Scalia, con el desenlace que todos conocemos.
El primero en ser detenido, después del doble homicidio, fue Pajón, a cuya propiedad llegó la Policía tras rastros que siguió el Cuerpo de Canes, más otros datos recabados por personal de la Unidad Investigativa. El siguiente en caer, por más testimonios que recabó Rossi, fue Peñalbe, y finalmente Ávila y Olivares completaron el cuarteto de imputados.