Crimen y violación en Puerto Deseado: un adolescente de 16 años confesó que participó en el ataque

Un adolescente de 16 años confesó este lunes haber participado en la violación de la mujer y crimen de su hijo de 4 años sucedido en la localidad santacruceña de Puerto Deseado y, además, aportó datos que permitieron hallar el celular de la víctima que había sido robado.

Se trata del mismo menor que ya había sido demorado horas después del hecho y luego liberado por el juez de la causa, Oldemar Villa. En las últimas horas, tras ser asesorado por un defensor de Menores, el joven decidió declarar y confesar que había participado del ataque, aunque afirmó que fue «obligado» por el otro imputado que está detenido.

Tras su declaración, el juez ordenó una inspección en una escollera ubicada a unos 2 kilómetros de Playa Cavendish, donde el jueves sucedió el brutal hecho. El personal de la Policía de Santa Cruz encontró el teléfono celular de la víctima escondido entre las rocas, donde lo había dejado el nuevo imputado.

En tanto, el juez Villa ordenó la realización de una rueda de reconocimiento para determinar si María Mercedes logra identificarlo. Además el magistrado tiene previsto solicitar el traslado del adolescente a un Centro de Detención Juvenil de Río Gallegos.

Por el hecho está detenido desde la noche del sábado un joven identificado como Omar Alvarado, de 24 años, acusado de los delitos de rapto, robo, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio y el homicidio de Santino, de apenas 4 años.