Crisis de comercios: por las restricciones, se prevén más cierres y reducción de personal en el mes próximo

En una nueva encuesta realizada por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) entre compañías de todo el país, se reveló que el 8,1% de los comerciantes cree que deberá cerrar las puertas de su negocio en los próximos 30 días si se mantienen las restricciones a la actividad por la pandemia del coronavirus. Para muchos empresarios, durante ese lapso de tiempo “sufrirán importantes pérdidas” y/o “deberán reducir” el tamaño de su local.

Entre los principales resultados del estudio, se destacó además que el 34,7% de los encuestados indicó que imagina que en los próximos 90 días deberá reducir su plantilla de personal y el 73,4% afirmó que no considera realizar inversiones en el corto plazo. “Solo el 26,6% de las empresas posee expectativas de inversión para los próximos meses”, remarcaron desde la CAC.

El relevamiento se llevó adelante entre el 4 y el 10 de mayo y estuvo enfocado en la situación presente del sector y las perspectivas de cara a los próximos meses. Poco menos de la mitad de los empresarios consultados dijo presentar algún tipo de atraso en el pago de impuestos, pero el 76,6% aseveró que no presenta retrasos con el pago de salarios.

Participaron de la encuesta empresas de diversos tamaños: hasta nueve empleados (62,9%); entre 10 y 49 empleados (19,4%); entre 50 y 200 empleados (12,1%); y con más de 200 empleados (5,6%), de rubros tales como comercio minorista y mayorista, y gastronomía, entre otros. El 50,8% de las empresas encuestadas manifestó realizar actividades esenciales.

Medidas que restringen la actividad comercial

Ante el aumento de casos de coronavirus en el país, hace alrededor de un mes el Gobierno anunció nuevas restricciones horarias, cierres y limitaciones en algunas actividades económicas con el fin de limitar la circulación de las personas. Se estableció, por ejemplo, el cierre de bares y restaurantes a partir de las 19 horas.

Desde el sector gastronómico indicaron que en 2020 cerraron más de 10.000 locales en todo el país y estimaron, a su vez, que otros 15.000 bajaran sus persianas a raíz de las nuevas restricciones “si no se cuenta con ayuda del Gobierno”.

El Gobierno suspendió además las actividades que se desarrollan en casinos, bingos, discotecas o cualquier salón de fiestas. En su caso, los empresarios estimaron que un 50% de los salones de fiestas debió cerrar desde que comenzó la pandemia.

Fuente: La Nación