Crisis económica: “Por mis alumnos y los empleados me parte el alma cerrar”

Como informó Diario San Rafael, uno de los rubros más dañados frente a la crisis económica causada por la pandemia, fueron los gimnasios. Tal es el caso de “Latinos Fitness”, el cual debió cerrar sus puertas tras 3 años y medio de trabajo. Su propietaria, Luz Zalazar, explicó a FM Vos (94.5) que no pudieron solventar los gastos y junto a su familia decidieron “reinventarse” colocando un almacén en su casa en Rama Caída.
“Es un gimnasio que hice porque ahí no había nada, yo levanté todo lo que hay: piso, ventanas, paredes, cerámicas, de acuerdo con la dueña a la que le iba pagando el alquiler. Es algo que hice yo con mucho esfuerzo, lo que me pone muy triste. Pero bueno, así son las cosas, no pude seguir sosteniéndolo estando cerrado, pagando alquiler y los impuestos. Me tocó cerrar y lo pensaba reabrir en otro lugar, pero la verdad es que con todo esto, con todos estos protocolos que hay que seguir no me da el presupuesto”, lamentó, y añadió que “hay que entender a los dueños, que ellos viven de esto y si no podía pagarlo, simplemente tenía que entregar el local”. Aseguró que le dolió mucho por sus alumnos y por las personas que trabajaban con ella que, desgraciadamente, perdieron también su fuente laboral. “Era un cariño enorme, creo que era lo que más me motivaba, entonces con mucho dolor en el alma y con muchas lágrimas tomé la determinación de cerrar definitivamente”, expresó.
Más allá del sufrimiento, Luz es alguien que no se detiene y fue así que decidió empezar de cero, colocando junto a sus seres queridos un autoservicio en su casa de Rama Caída. “Yo soy una persona muy positiva y muy echada hacia adelante, a mí nada me queda grande; yo daba charlas de autosuperación, mi primera hija murió de 21 años, entonces eso para mí fue un aprendizaje, el aprender a vivir sin un hijo hace que se aprenda a vivir con cualquier problema en la vida; además he resurgido varias veces de la muerte, pues en España en los años 2010 y 2011 tuve cuatro cirugías de hidrocefalia, pero me aferré a la vida y todos los días me declaraba sana en el nombre del Señor y salí de eso. Para mí esto es otro reto más que la vida me pone en el camino”, resaltó.
Más allá de las dificultades que todos podemos estar pasando ante esta problemática global, sin dudas personas como Luz dejan la clara esperanza de que siempre se puede salir adelante.

 

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorAseguran que por la pandemia una parte de la población dejó de abonar los seguros automotores
Artículo siguienteOtro restaurante que cerró: parrilla Los Puentes