Crueldad, destrucción y muerte en Yemen: Hodeidah, la ciudad del infierno

Cuerpos sin vida, descompuestos en el suelo sin que nadie pueda recuperarlos, y una ciudad en llamas, expuesta durante tres días a continuos bombardeos, esa era la dramática situación que se vivía hoy en las calles de Hodeidah, en el infierno de Yemen. Se trata de un puerto en manos de los insurgentes hutíes, desde hace meses asediado por fuerzas leales respaldadas por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Y mientras las fuerzas lideradas por Riad y Abu Dhabi se abrían paso en las periferias orientales y meridionales de la ciudad y se dirigían al corazón del puerto estratégico en el Mar Rojo, las organizaciones internacionales y la ONU denunciaban la dimensiones de una “tragedia humana sin precedentes”.

Según Save The Children, al menos 150 personas han sido asesinadas en Hodeidah desde el comienzo del endurecimiento de los ataques aéreos por parte de la coalición que conduce Arabia Saudita. La organización internacional dice que los atentados de esta mañana también afectaron a un hospital y causaron “graves daños a una de las farmacias que ofrece medicamentos que salvan vidas”.

“Las vidas de cientos de miles de personas, casi la mitad de ellas niños, están en peligro”, continuó la ONG, y afirmó que “los bloqueos de carreteras han impedido que las personas salgan o entren en la ciudad por la noche”. De hecho, quedaron atrapados en un área donde había enfrentamientos. Según la ONU, medio millón de civiles siguen viviendo en Hodeidah, atrapados por el asedio impuesto por Arabia Saudita y por los Emiratos durante meses. Esos países apoyan al gobierno yemení en el exilio y luchan contra la insurgencia de los hutíes, cercanos a Irán, desde 2015.

El 80% de la ayuda humanitaria pasa por el puerto del Mar Rojo, y también la mayoría de los suministros militares externos a los hutíes, según Arabia Saudita y Emiratos. De acuerdo con Unicef, los combates en Hodeidah se han acercado peligrosamente al hospital de Thawra, con bombardeos y explosiones que “ponen en peligro la vida de 59 niños, 25 de los cuales están en la unidad de cuidados intensivos”.

La Agencia de la ONU para la Infancia recordó cómo toda la región de Hodeidah representa el 40% de los 400 mil niños que en el país que padecen hambre y malnutrición grave. En ese sentido, la FAO consideró la situación como una “tragedia humana sin precedentes”.