Cuáles son las comidas difíciles de digerir

Tener un registro de todos los alimentos que consumimos puede transformarse en una tarea tediosa, pero si se trata de identificar cuáles son los que nos pueden llegar a traer problemas digestivos resulta algo esencial.
Según un relevamiento de la revista Insider, estos son algunos de los elementos más comunes que incluimos en nuestra dieta diaria resultan difíciles de digerir.
La fibra insoluble (salvado de trigo, verduras y granos enteros) y la soluble (avena, frutas y verduras) no son alimentos digeribles. Chelsea Amengual, gerente de programación y nutrición de fitness en Virtual Health Partners, le dijo al citado medio que, si bien estos alimentos no son digeribles y no obtenemos ninguna energía de ellos, resultan cruciales para nuestra salud digestiva. «La fibra insoluble proporciona volumen a nuestras heces y alimentos para nuestras bacterias intestinales saludables, y la fibra soluble ayuda a ralentizar la digestión e incluso puede tener un impacto positivo en la salud del corazón», dijo.
Las papas fritas, los dulces y hasta los cereales que mucha gente desayuna todas las mañanas contienen ingredientes que a nuestro cuerpo le es difícil digerir. Amengual explicó que «los alimentos envasados excesivamente procesados contienen muchos aditivos para mantener losproductos sabrosos y estables», y agregó que «estos químicos (nitratos, sustitutos de la grasa y ácidos fosfóricos) pueden ser indigestos y potencialmente irritantes para el revestimiento.
Los edulcorantes no nutritivos tampoco son fáciles de digerir por nuestro sistema digestivo, «los edulcorantes sin azúcar como el aspartamo no aportan calorías y no son absorbidos por el cuerpo», explicó Amengual. Por lo que es posible que debamos considerar cambiar el edulcorante artificial por cosas reales.
Para algunas personas, los productos lácteos también pueden ser difíciles de digerir, respecto de esto Amengual sostuvo que «algunas personas carecen de la enzima para digerir la lactosa, un azúcar natural en los productos lácteos», sin embargo aclaró que personas que son intolerantes a la lactosa podrían tener una buena digestión con los yogures y los quesos curados. La explicación para consumir estos productos se debe a que las bacterias en estos productos se alimentan de los azúcares y hacen la digestión por nosotros.
Los pimientos contienen una piel externa es muy resistente y fibrosa, que es difícil que el cuerpo las descomponga por completo, especialmente si se comen crudas. Por último se encuentra el choclo. Nuestros cuerpos no pueden digerirlos por completo.
El choclo podemos pensarlo como el dispositivo rastreador del sistema digestivo del cuerpo: si se consume en la cena y es probable que más algunos granos se encuentren en la materia fecal. Esto se debe a que el maíz contiene celulosa y no tenemos la enzima necesaria para descomponerla completamente durante la digestión.