Cuatro detenidos, secuestro de millones de pesos, droga y armas

San Rafael fue escenario de un impresionante operativo que ejecutó ayer la Policía de Mendoza, a partir de una denuncia por un asalto a mano armada que luego derivó en cuatro detenciones, el secuestro de más de 2 millones de pesos, armas de fuego y hasta el allanamiento de una habitación en el hotel Tower.
Todo empezó cerca de las 7 de la mañana, cuando un reporte al 911 dio cuenta de un asalto en la intersección de calles Juan José Paso y Alem, en el barrio Constitución. Un joven trabajador de un local gastronómico denunció que caminaba con un amigo por la avenida Hipólito Yrigoyen y, al llegar a la intersección con Pueyrredón, subieron a un Audi A3, cuyo propietario los “invitó a dar un paseo por la ciudad”. Tras el extraño gesto, el conductor extrajo un arma de fuego, amenazó al trabajador gastronómico, lo despojó de un celular y su mochila y, tras obligarlo a descender del rodado, escapó.
Luego del reporte al 911 y con las particulares características del vehículo, personal de Policía Vial interceptó la marcha del Audi en Yrigoyen y 9 de Julio. En ese momento, agentes de la Comisaría 32ª detuvieron al ocupante y en la requisa del rodado hallaron 30 mil dólares, una pistola 9 milímetros y una bolsa con 53 gramos de cocaína.
Cuando se desarrollaba el procedimiento, en el lugar se presentó el hermano del dueño del Audi y, debido a su sospechosa actitud, también fue aprehendido junto a otros dos hombres que lo acompañaban. Este sujeto se desplazaba en un Peugeot 308 y en el interior se halló una suma de dinero equivalente al millón de pesos, además de un revólver calibre 32 largo.

El conductor del Audi, M.S., fue trasladado a la Comisaría 8ª, donde se le abrió una causa por “portación ilegal de arma de guerra” e “infracción a la Ley 23.737”. En tanto el hermano, E.S., conductor del Peugeot, terminó en la 32ª, procesado por la tenencia ilegal del arma. Junto a los hermanos también quedaron detenidos A.T. y G.F.
A medida que transcurría el domingo fueron surgiendo nuevos detalles del llamativo procedimiento. Los hermanos detenidos son de San Rafael, pero desde hace un tiempo residen en Neuquén, al igual que G.F, en tanto A.T. vive en nuestra ciudad.
Cuando el fiscal Javier Giaroli, titular de la Fiscalía de Instrucción Nº 2 de San Rafael, tomó contacto con los responsables del operativo, no dudó en ordenar un allanamiento en la habitación del hotel Tower donde se hospedaban los hermanos en cuestión. En la requisa, de acuerdo con lo que pudo saber este diario, se secuestró más cocaína y más dinero entre pesos argentinos y dólares, aunque no trascendió la cantidad.
Debido a la droga incautada y a la cuantiosa cantidad de dinero (más de 2,5 millones de pesos), intervendrá –desde hoy– la Justicia Federal, que alternará acciones con la Justicia provincial para el proceso que se puso en marcha ayer.
Los investigadores rápidamente ligaron la importante cantidad de dinero con la comercialización de estupefacientes, lo que tendrá que ser probado en la investigación federal. En principio el objetivo de los sabuesos será determinar el origen del dinero, si efectivamente está vinculado al narcotráfico y cuáles son las conexiones de los hermanos detenidos. Los otros dos aprehendidos no serían parte de la organización, aunque eso también deberá corroborarse.