Cunqueiro y el arma en la escuela: “Es un hecho lamentable pero destacamos que funcionó el protocolo

El delegado Zona Sur de la Dirección General de Escuelas, Marcelo Cunqueiro, calificó como “lamentable” el hecho de que un niño de apenas 8 años haya concurrido a la escuela María Dolores de Bustos con una pistola calibre 9 milímetros, con el cargador y al menos una decena de municiones.
“Destaco que las autoridades escolares y la supervisora apelaron al protocolo que indica el ítem 4 de la Resolución 635 respecto a la presencia de armas en el aula. Se llamó al 911, se confeccionó un acta y avisó a los familiares de lo ocurrido. El resto quedó a cargo de la Fiscalía”, indicó el funcionario en declaraciones a FM Vos (91.5).
Cunqueiro indicó que “después de conocerse la presencia del arma, el vicedirector de la escuela Bustos y la maestra que tenía a cargo la clase prestaron sus correspondientes declaraciones. A su vez, se realizó una exposición escrita sobre lo ocurrido que fue aportada a la Justicia”.
El delegado sureño de la DGE señaló que “nuestro principal objetivo es salvaguardar la persona del niño. No consta que haya tenido problemas de conducta durante su estadía en la institución”.
Mientras avanza el proceso judicial para determinar, entre otros aspectos, cómo llegó la pistola a la mochila del niño, desde la DGE deberán activar el “operativo retorno” del chico. Para la vuelta a clases, Cunqueiro explicó que “le daremos intervención a la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares (Doaite), equipo con el que trabajaremos en conjunto con el resto de los chicos y no en particular para no estigmatizar al niño”.