Darío Carbajal cumplirá su pena bajo arresto domiciliario

El estilista Darío Carbajal, recientemente condenado por promoción de la prostitución y comercialización de drogas, cumplirá su pena bajo arresto domiciliario, según resolvió el lunes el juez Alejandro Piña, en una audiencia solicitada por el defensor del empresario, Ángel Orlando.
Para sostener su pedido, Orlando se basó en el deterioro de la salud de Carbajal y apuntó a una patología oftalmológica que se agravó durante la estadía en la cárcel de nuestra ciudad. El estilista padece hipermetropía en el único ojo que tiene visión, problemática que se agudizó en el último tiempo, según expuso el abogado respaldado por informes médicos que leyó y explicó ante la magistrada.
De acuerdo con el fallo difundido por el Centro de Información Judicial, Orlando pidió el arresto domiciliario de Carbajal y adujo que “padece graves problemas de salud, especialmente oftalmológicos”. Expuso que “la situación de su defendido era anómala, que desde que se encuentra detenido no solo ha desmejorado su salud, sino que se ha visto agravada por padecer una enfermedad que no puede ser tratada dentro del establecimiento carcelario”.
A pedido de Orlando, el médico oculista Omar Hazimeh, del Servicio de Oftalmología del hospital Schestakow, en su informe detalló que Carbajal, en su ojo izquierdo, padece “querilitatis bullosa, glaucoma agudo y opacidad corneal, con visión cero”. En tanto en el ojo derecho presenta “disminución de visión 1/10 con corrección de +2.00 (hipermetropía), con pérdida progresiva de la visión”.
Orlando detalló que el deterioro de salud de Carbajal tenía estrecha relación con las condiciones de hacinamiento en las que residía en la penitenciaría de la avenida Mitre, donde compartía celda con varios internos más.
“Me encuentro en un estado de angustia permanente, temo perder totalmente la visión y quedar ciego en el corto plazo”, aseveró el propio Carbajal en una audiencia realizada el 13 de junio. En esa ocasión expuso las condiciones de encierro y hacinamiento con las que convivía a diario en la cárcel local. “Comparto la misma celda con seis personas más y duermo en el piso”, expresó.
Otro aspecto clave para entender el fallo que benefició a Carbajal es un informe del Programa Nacional de Rescate de Víctimas del Delito de Trata, el cual detalla que dos víctimas de Carbajal no pusieron reparos para la concesión de la prisión domiciliaria del empresario. “Manifestaron que estaban de acuerdo con la medida y que no les afectaba”, indica el documento judicial. La tercera víctima, que no pudo ser ubicada por el Programa, “no se encuentra en San Rafael y no piensa regresar”, añadió el abogado de Carbajal.
A lo anterior se le sumó la opinión del jefe de la División Sanidad de la Unidad Penitenciaria N° IV de San Rafael, quien aseveró que “las patologías que presenta Darío Omar Carbajal Castro en atención a las condiciones de hacinamiento y de habitabilidad, aumentan el riesgo de su salud”.
En base al franco deterioro en el estado de salud, las condiciones de habitabilidad en la cárcel de San Rafael y la opinión de dos de las víctimas de explotación sexual, el juez Piña consideró apropiado concederle a Carbajal el arresto domiciliario, régimen que cumplirá en una vivienda de calle Espínola de San Rafael, donde convivirá con dos hermanos, de acuerdo con la encuesta socioambiental previamente realizada por el Servicio Penitenciario.
Esta resolución surge tras la condena de 5 años y 5 meses que recibió Carbajal días atrás, en el marco de un juicio abreviado que se celebró en la Ciudad de Mendoza y que homologó el Tribunal Federal del norte provincial. El empresario admitió haber sido responsable de los delitos de promoción de la prostitución, sacar rédito económico de esa actividad y también de haber comercializado estupefacientes. En ese sentido, su defensor Alejandro Orlando y el fiscal federal acordaron la pena mencionada.
El peluquero se encuentra detenido desde noviembre de 2017, como consecuencia de una investigación que inició el juez federal de San Rafael Eduardo Puigdéngolas en base a pruebas que demostraron las acciones de Carbajal, vinculadas no solo a la explotación sexual de mujeres, sino además a la tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.