Datos oficiales: 4,2% de inflación durante el mes de abril

Según datos establecidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), muy lejos incluso de lo que preveían algunas consultoras que entregaban números más moderados, el mes de abril tuvo una inflación del 4,2%. Si bien fue menor a la de marzo (4,8%), sigue siendo un número alarmante.
En diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, el economista Daniel Garro dijo que lo que está atravesando el país, “es la consecuencia de la fuertísima emisión monetaria que está llevando a cabo el Gobierno desde hace mucho tiempo». “Recordemos que, normalmente, cuando un Gobierno emite dinero, la llegada de esos pesos al mercado y el impacto sobre los precios siempre tiene algún retraso, que más o menos se calcula en alrededor de un año. Es decir que, en este momento, los precios están reflejando la emisión monetaria que se viene llevando a cabo desde hace un año para atrás”, señaló, y agregó que “la emisión monetaria ha sido muy fuerte, pero, como sigue siendo fuerte, estos números van a seguir estando con el correr de los meses”.
Expresó también, que más de la mitad de la economía está congelada o controlada con precios máximos, y con políticas que nunca funcionaron, pero “parece que no aprenden”.
“La inflación siempre es un problema monetario, no tiene otro armado, eso la propia teoría lo ha demostrado, las evidencias también demuestran que a lo largo de la historia de la humanidad cuando un Gobierno emite más allá de la demanda, inexorablemente hay suba de precios. La inflación es cuando el Gobierno emite y lo que sucede después es una variación de precios”, explicó.
Cabe decir que “los precios son altos, pero el Gobierno no va a poder seguir controlándolos permanentemente, porque además no le queda otra que seguir emitiendo, teniendo en cuenta que tiene déficit fiscal y no tiene financiamiento de ningún tipo”.
El economista considera que una manera de encontrarle salida a todo esto, sería que el Gobierno atacara el gasto público, algo que evidentemente, no quiere hacer. Si bien podrían tomarse medidas como mejorar relaciones con el Club de París, si no se ataca el déficit, el problema seguirá existiendo. “No se trabaja sobre el problema, sino que se intenta que en los diarios salgan cosas para que haya calma, por eso se trabaja también con el tipo de cambio, con políticas cambiarias. Es todo para que el diario de mañana no muestre que el Gobierno no puede controlar nada”, aseguró.