SECCIONES
  • Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño.| Edgar Allan Poe

martes 30, de noviembre , 2021

De la cima del boxeo a vivir en una casa de nailon: la dura vida de la campeona mendocina Yésica Marcos

Yésica Marcos, “El Bombón Asesino” y una de las glorias del deporte de Mendoza, pasó de estar en la cima del boxeo profesional a vivir en una precaria casa hecha con nailon en San Martín. Su única compañía, 8 perros y un gato.

Pese a ser la primera boxeadora profesional de la provincia y ostentar un doble campeonato mundial supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), “La Leona” apenas tiene para comer.

Le he puesto la casita de cristal. La hice con nailon que me donaron unos amigos. He ido a la municipalidad y no tienen nada para mí, pero cuando va otra gente le dan hasta machimbre”, aseguró la mujer, de 35 años.

A su ocaso deportivo, se sumaron deudas, malas oportunidades laborales y poco apoyo. En el departamento, no faltan quienes sostienen que muchos le dieron la espalda.

La ex boxeadora vive con sus ocho perros y un gato.

Mi vivienda anterior la tuve que vender porque tenía muchas deudas, la alquilé y nunca pagaron nada”, detalló mientras abraza a sus mascotas en el patio de su hogar construido con nylon y chapa cerca de la Ruta 7.

El 25 de septiembre de 2008, a sus 22 años, Yésica debutaba en el polideportivo San Pedro de San Martín ante Cristina del Valle Pacheco. A partir de allí inició una carrera exitosa que comenzó a declinar en 2014 cuando tuvo problemas con sus representantes. Probó en Chile, pasó por San Luis y finalmente volvió a su tierra natal.

Como si quisiera olvidar esa parte de su pasado, Marcos no recuerda con exactitud la fecha de estos últimos acontecimientos. “Cierro las etapas y me olvido de todo. En San Luis no tenía trabajo y me vine acá a laburar en la cosecha. Me prestaron una piecita y estuve viviendo allí, pero tuvimos que desocupar urgente”, dijo y detalló que recogió cerezas, uva y duraznos mientras le pedían fotos o directamente la ignoraban para no incomodarla.

El Bombón Asesino durante una pelea.

“La peleé mucho con el tema económico porque la muni no me quería dar trabajo. La peleé y ahora doy clases de boxeo a mujeres en el poli, pero cobro $13 mil de sueldo”, contó.

Y aclaró que tampoco puede dar clases particulares, porque si bien son más redituables, necesita un lugar y materiales.

“Solo tengo un par de guantes que me dio el boxeo en mi vida”, se lamentó y aseguró que en el polideportivo del barrio San Pedro tampoco hay instrumentos. “Me dicen que van a llegar, pero así la gente se termina yendo porque no ve nada. Quieren pegarle a la bolsa, desahogarse un poco…”, afirmó.

En cuanto al apoyo que pretende de la comuna, agregó: “No sé si no me quieren dar nada porque estuve mucho tiempo con Jorge Giménez, peronista. Pero fue por mi carrera. Quizás me consideran una peroncha”.

Yésica Marcos trabaja dando clases de boxeo a mujeres.

Elevarse para volver a caer

Yésica sabe lo que es afrontar obstáculos. A los 12 se fue de su casa y dos años después ingresó al mundo del boxeo, pero su camino no fue fácil. Años atrás reconoció durante una entrevista televisiva que durante su adolescencia pedía plata en la calle y que llegó a prostituirse para poder comer.

Sin padre y alejada de su madre, quien “sigue con su vida junto a sus otros hijos”, la multicampeona recibió la ayuda de uno de sus más de veinte hermanos quien le dio el terreno para que pudiera empezar de nuevo.

“Tengo un montón de hermanos. Ellos están bien ahora. Cuando estuve bien los ayudé, pero ahora… Ninguno preguntó si estaba bien… Nadie viene”, dijo levantando el pecho, asegurando que ella puede sola.

Yésica Marcos junto a parte de sus hermanos en 2009.

Lo cierto es que sus ojos revelan el cansancio y la mala alimentación. Ojerosa y esbozando una sonrisa posa frente a la cámara de El Sol. “Me quedé todo el domingo durmiendo. Estaba cansada porque había estado limpiando y cerrando el lugar para que los perros no se escapen”, dijo al ser consultada sobre su estado de salud.

Actualmente juega al fútbol como defensora en Las Chacareras, luego de dar clases.

Su objetivo principal es terminar su casa, al menos, volverla más resistente a las inclemencias del tiempo. “Hoy en día quiero ver si consigo cemento, arena, ripio, hierro porque una señora de Guaymallén me regaló 500 bloques y con eso voy a levantar algo”, explicó.

La Leona en el interior de su vivienda.

Qué dijo la municipalidad

Consultado sobre la situación que está atravesando la púgil, Fernando Muñozdirector de Deportes de San Martín, dijo que entiende que “mucha gente le dio la espalda”, pero que aseguró que desde la comuna “se le dio una mano grande” y se la ayudó en su “repatrió desde San Luis”.

Sostuvo que se la contrató en plena pandemia y que está en la planta estable de la comuna. “Desconozco el sueldo que está cobrando”, dijo y recalcó que no hay cuestiones políticas en el medio.

Fuente y fotos: Gentileza El Sol

La información justa siempre con vos!

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción