De Marchi: “Mendoza es la provincia más discriminada en la Argentina”

El esperado golpe a Portezuelo del Viento que recibió Mendoza de parte del Gobierno nacional de Alberto Fernández y el resto de las provincias que integran el comité de cuenca del río Colorado dejó heridas a flor de piel.
Para Omar de Marchi, diputado nacional por Juntos por el Cambio, la provincia no debe recurrir al laudo presidencial ya que el Presidente anticipó su opinión, así lo dijo en charla con Fm Vos (94.5) y Diario San Rafael.
Sobre cómo tomó lo que ocurrió el viernes pasado, el legislador de origen demócrata, señaló que “lo recibí con bronca e impotencia, pero no con sorpresa, evidentemente íbamos al matadero, no es momento para especular, hay que cerrar filas todos los mendocinos para pelear por esta obra, pero advertíamos que no es razonable ir a esta reunión, habría que haber hecho un planteo escrito rechazando el procedimiento. Lo que venía lo había adelantado el propio Presidente”.
Para el diputado nacional recurrir al proceso del laudo es una pérdida de tiempo teniendo en cuenta lo que ya dijo Fernández en La Pampa. “No hay que ir al laudo presidencial, ya sabemos cuál va ser el resultado, porque ya lo dijo en La Pampa, dijo, equivocándose, que no va financiar una obra donde cuatro de las cinco provincias no están de acuerdo; hay que avanzar con el proceso licitatorio y esperar que la Nación gire los fondos que ha comprometido, el vencimiento próximo es el 28 de julio, sino cumpliera hay que demandar ante la Corte y punto”.
El legislador habló de “una actitud política y especulativa en contra de Mendoza” y sostuvo que la provincia es la más perjudicada del país. “Mendoza es la provincia más discriminada en Argentina en este momento, no solo por Portezuelo, Nación no está girando los fondos que emite; Santa Cruz recibió 3 mil millones de pesos y Tucumán 6 mil millones, a Mendoza le han girado 1.900 millones, es humillante la relación con la Nación, hay que plantarse firme, no hay otro camino”.
Agregó que por habitante Mendoza recibe el 10% de lo que recibe Santa Cruz, que “es una provincia mal administrada”.
Con esta opinión De Marchi se suma a las voces que piden más firmeza en la relación con el actual Gobierno nacional, sobre todo luego de estos dos golpes recibidos por Portezuelo del Viento y por los fondos que la Nación le presta a las provincias, en los que hasta ahora Mendoza es la penúltima provincia en cantidad de dinero recibido.