De Vido pidió un careo

El detenido exministro de Planificación Julio De Vido se definió ayer como una víctima de una “persecución judicial” que adjudicó a su rol como funcionario y a la vez “fiel compañero de Néstor Kirchner”, en el escrito que entregó al juez federal Claudio Bonadio.
De Vido fue citado a ampliar su declaración indagatoria en relación a la causa por los cuadernos de la corrupción pero vinculado al aspecto que investiga supuestos sobornos pagados por parte de empresarios del transporte automotor y ferroviario, además del tramo vinculado a la obra pública en el que ya está procesado.
En este caso puntual se investigan pago de sobornos en los trámites de adjudicación de subsidios al gasoil en colectivos y también en trenes.
El detenido ofreció someterse a un careo con los empresarios que ya declararon como imputados colaboradores en la causa y quedaron libres aunque también procesados.
“Me encuentro completamente dispuesto a realizar un careo con aquellos imputados cuyas declaraciones han brindado algún tipo de información que pretenda incriminarme respecto de mi persona, en tanto puedo no solo asegurar que de existir esos dichos, no son ciertos sino que el careo podrá demostrar que de existir los mismos resultan declaraciones falsas”, sostuvo.