Defensa del Consumidor provincial incrementa el cobro de multas a empresas

En un mundo donde los consumidores acceden al objeto del deseo con un par de clicks, así como aumentó el comercio digital, también lo hicieron las quejas y denuncias por situaciones donde el comprador se ve perjudicado por empresas o proveedores que no cumplen con lo pactado o que añaden conceptos no aclarados en la compra.
En este aspecto, desde Defensa al Consumidor de la Provincia se han hecho acciones destinadas a lograr el cobro de muchas multas y así incrementar la recaudación y, de paso, la respuesta a los usuarios.
“La ley tiene dos aristas importantes, como el tema de la instancia conciliatoria, donde se debe resolver el conflicto para que el consumidor y proveedor no tengan gastos, y luego trabajar de oficio. Cuando fracasa la audiencia conciliatoria, se sanciona con multa”, señaló Mónica Lucero de Nofal, directora de Defensa del Consumidor.
“La recaudación por multas era muy poca de 2005 a 2015. Se reglamentó un artículo para que la dirección tenga área de recaudadores y vamos a tener controles estrictos sobre ellos, esto ha tenido repercusiones y los proveedores ya se han enterado, igual que las grandes firmas, y el pago ha sido más prolijo”.
Nofal afirmó que “es el siglo XXI, al consumidor hay que solucionarle el tema en forma rápida y esto cuesta, el espíritu de la ley es para que se tome conciencia”. También se refirió a la creación del defensor del consumidor y a que “en Mendoza hemos implementado antes el libro de quejas, el proveedor no lo tiene que ver como algo negativo, tiene que ser una fortaleza para el proveedor y ver lo que está pasando”.
Consultada sobre los rubros por los que reciben más quejas, mencionó a los bancos y las garantías extendidas, “que en realidad es un seguro que les están vendiendo”. Sobre el tema de los bancos, agregó que “a la gente que toma préstamos le están imponiendo compulsivamente otros servicios del banco que el consumidor no los necesita. A veces le venden dos o tres seguros, el de vida está bien, pero hay otros que se los imponen”.