Denuncia contra policías: hoy declaran los menores involucrados

Los menores involucrados en un hecho que terminó con una denuncia contra efectivos policiales locales, declararán hoy en cámara Gesell. Como parte de la investigación que encabeza el fiscal Javier Giaroli, los chicos (de 11 y 4 años, respectivamente) serán entrevistados para que den, en el marco de sus posibilidades, su visión de lo ocurrido en aquella oportunidad.

Incidentes y polémica
El lunes 27 de julio, un operativo policial en barrio Constitución terminó con un menor detenido y su hermano lesionado por, presuntamente, un disparo de balas de goma policial. Un día después, la madre de los menores denunció la situación en la Comisaría 8ª por lo que, estimó, fue una agresión ilegal contras sus hijos y un accionar desmedido de los efectivos.
Según se determinó con el correr de la investigación, aquel lunes después del mediodía llamados al 911 alertaron a las autoridades policiales que en cercanías de la esquina de Rodríguez Peña y pasaje Los Canes se estaban produciendo incidentes entre vecinos y que se habían escuchado detonaciones de armas de fuego, circunstancia que se vive a diario en esa zona de nuestra ciudad. Con ese dato, al menos seis policías llegaron al lugar y fueron recibidos con agresiones (pedradas y golpes de puño). En ese marco, el chico de 11 años habría apuntado a los policías con un arma de juguete, lo que llevó a que los efectivos lo siguieran y lo aprehendieran en el interior de su casa, lo metieran en un móvil junto a su madre y se dispusieran a trasladarlo a dependencias policiales. En ese momento, y de acuerdo a la palabra de los agentes de orden, las agresiones arreciaban en su contra, por lo que tuvieron que realizar disparos con postas de goma para disuadir la batahola. Allí se habría producido la lesión del hermano menor del chico detenido, en este caso un niño de 4 años, quien recibió el rebote de un par de perdigones en su espalda.

La investigación
Con la denuncia de la madre de los niños involucrados se iniciaron dos investigaciones: una administrativa por parte de la Inspección General de Seguridad (IGS) y otra judicial.
La IGS decidió que los efectivos investigados entregaran sus armas reglamentarias y aún sigue receptando pruebas para saber qué responsabilidad les cabe a los policías en el hecho.
En tanto, y en el marco de la causa judicial que tramita en paralelo, el fiscal Giaroli decidió que en la investigación actúe personal de la Comisaría 32ª y no de la 8ª (de esa dependencia son los efectivos investigados) a fin de “otorgar transparencia” a las tareas. Asimismo, ordenó que los niños involucrados en la situación declaren en cámara Gesell (frente a especialistas de la psicología infantil), algo que se producirá hoy.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorMendoza Activa: el martes se habilitó la inscripción de proyectos
Artículo siguienteTodos los complejos penitenciaros de la provincia recibieron computadoras