Denuncia penal por el caso de Sierra Pintada

En la mañana de ayer en los tribunales federales de San Rafael, el Senador Nacional Ernesto Sanz presentó una demanda penal solicitando que se investiguen las irregularidades que constató el Departamento General de Irrigación en el complejo de Sierra Pintada. 

El expediente de Irrigación deja constancia de la verificación del ocultamiento de un reservorio con desechos radiactivos y numerosas falencias en la remediación ambiental de la explotación, poniendo en riesgo la salud de los sanrafaelinos. Por tal motivo, dicho organismo multó con 300 mil pesos a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

«Desde hace años enviamos informes a la Jefatura de Gabinete y a la misma CNEA pidiendo precisiones acerca de la remediación de los pasivos ambientales, las respuestas siempre fueron incompletas y evasivas, hoy comprobamos que aquello que señalábamos y que nos inquietaba era cierto: en Sierra Pintada no se está cumpliendo la remediación de pasivos y al día de hoy está expuesto uno de los principales cauces del departamento, el Río Diamante» explicó Ernesto Sanz.

«Es por eso que vine a formular la denuncia penal, para que se proceda a la investigación de los hechos, se determine si se cometieron delitos tipificados por el Código Penal y Leyes Especiales en la materia, se individualice a los autores, partícipes y cómplices y encubridores y de intervención al Fiscal como lo ordena la ley», expresó el legislador sanrafaelino.

Finalmente, el presidente del radicalismo expresó: «en este caso hay responsabilidades que van más allá de lo político. Hay incumplimiento de deberes y  ocultamiento de información y quienes son responsables deben responder ante la Justicia. Eso es lo que buscamos, que esto no quede en una simple sanción económica contra la CNEA, queremos que los funcionarios responsables se hagan cargo de lo que hicieron, que es gravísimo.»

En la demanda presentada por Sanz se explica que «sin duda alguna la presencia de uranio, radio y otras sustancias altamente peligrosas, incluyendo microorganismo patógenos son elementos aptos para complacer la figura delictiva en cuestión, especialmente la del artículo 55 de la Ley 24.051». Asimismo, señala que «es público y notorio que el Río Diamante no solamente es el que nuestros productores utilizan habitualmente para el regadío de sus cultivos sino que, fundamentalmente, sus aguas son las que están destinadas a satisfacer las necesidades de la población de San Rafael».

Por su parte, también indica que «esta cuestión de la remediación de los pasivos ha sido una permanente preocupación de la comunidad sanrafaelina, a punto tal que la misma dio, en diversas oportunidades, muestras de movilización evidenciando el rechazo a la continuidad de la explotación hasta tanto no de remediaran los pasivos existentes en la planta de la CNEA».

Además, Sanz pidió que «se requiera mediante oficio de estilo al Departamento General de irrigación la remisión autenticada del expediente administrativo»; como así también «se incorpore como prueba los antecedentes que obren en el Juzgado, relacionado con las medidas cautelares y controles ordenados en un expediente judicial, cuya existencia es pública y notoria».