Desde CELTYV cuestionan “el olvido de las víctimas del terrorismo de la década del 70”

La fundadora y presidente del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (CELTYV), Victoria Villarruel, dialogó con FM Vos (91.5), y manifestó que la gente está cansada de que se haya garantizado la impunidad de un sector y hace 40 años que esperan justicia para estas víctimas.
Mañana el país vivirá un nuevo aniversario del último golpe militar que tuvo nuestro país. Mientras en esta época se habla normalmente de “las víctimas del terrorismo de Estado”, un tema que muchos deciden callar es el vinculado a “las víctimas del terrorismo”. Villarruel señaló que se garantizó “la impunidad de un sector” (refiriéndose a las 17 organizaciones armadas que hubo en Argentina, principalmente al Ejército Revolucionario del Pueblo y Montoneros).
Expresó que “existe un fuerte reclamo para que los montoneros y los terroristas estén presos, sin embargo el Estado al garantizarle la impunidad a ese sector, al no enseñar la historia en los colegios de forma completa, al seguir visitando un lugar como el parque de la Memoria donde se cuenta la historia de forma distorsionada, la realidad es que hace de este tema un tabú y sigue sosteniendo este status en el que hay un sector de la sociedad que no responde por los crímenes que cometió”. Aseguró que ERP y Montoneros tuvieron repercusión nacional e internacional, causando 17.380 víctimas agredidas por diferentes tipos de delitos. “A 40 años de los hechos, seguimos esperando que estas víctimas sean reconocidas como lo hubieran sido en primer término, como lo hubieran sido en cualquier país civilizado”, puntualizó.
Lamentó que haya un fuerte y poderoso sector en Argentina ligado a los Derechos Humanos, que reciba “buena parte del presupuesto nacional a lo largo de este gobierno y principalmente del anterior”, como así también en los medio de comunicación, para “garantizar impunidad y reescribir nuestro pasado, ya que si no hay víctimas de terrorismo, no hay terroristas”. “Al comenzar la democracia, lo que hicieron fue eliminar a las víctimas del terrorismo de la historia, desaparecerlas de la memoria para de esa manera, no ser culpables de ningún crimen. El tema es que las víctimas del terrorismo existen, están esperando, y pasan los gobiernos y siguen esperando y todos están de acuerdo en garantizarle a ese sector su propia impunidad”.
Tuvo expectativa de que el presidente Mauricio Macri cumpliera con una promesa que hizo en campaña: que “terminaría con el ‘curro de los derechos humanos’”. “Tengamos presente que el Estado argentino ha facilitado el curro de los Derechos Humanos durante el gobierno de los Kirchner y este gobierno, cuando inicia la campaña dice que va a terminar con esto, implica miles de millones de dólares en indemnizaciones a los ex terroristas y a personas que no han fallecido a consecuencias de acciones estatales”, remarcó. Lamentó que eso después no se cumpliera.
Recordó que el principal atentado sufrido por víctimas de la década de 1970, fue el ocurrido el al mediodía del 2 de julio de 1976, cuando Montoneros puso una bomba en el comedor de Policía Federal en la Ciudad de Buenos Aires, al que asistían uniformados de baja jerarquía y sus familiares (civiles) a almorzar. Murieron 24 personas y hubo 66 heridos. Villarruel indicó que en cuanto a gravedad, aquel atentado fue el más grave ocurrido en Argentina luego de los de la AMIA y el de la Embajada de Israel.
En cuanto al rol del Poder Judicial, lamentó que está siendo “el garante efectivo de la impunidad, impidiendo que las víctimas del terrorismo puedan juzgar a sus victimarios”. “Estamos en un país donde lamentablemente, no hay independencia judicial y no hay jueces probos y que hagan honor a su mandato de impartir justicia”, dijo.