Desde el Planetario de Malargüe explicaron sobre la primera foto de un agujero negro

El trabajo colaborativo involucró 8 grandes telescopios alrededor del planeta y 200 científicos

La imagen del anillo de fuego alrededor de un círculo negro terminó con todas las especulaciones y bonitos dibujos o representaciones ilustrativas que tantas revistas científicas y hasta películas habían imaginado. La imagen de un agujero negro estaba frente a la vista, por primera vez en la humanidad.
La fotografía captada del agujero negro dentro de la galaxia Messier 87 (M87), ubicado a 53,3 millones de años luz de la Tierra, gracias a un gran trabajo colaborativo que involucró 8 grandes telescopios alrededor del planeta y 200 científicos de 60 prestigiosas instituciones del mundo, asombró a todos y volvió a remarcar que la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, publicada en 1915 y ampliada por él 10 años después, está más vigente que nunca.
Al respecto, Matías Olate, Comunity Manager del Planetario de Malargüe dijo a FM Vos (91.5) que “es un evento histórico sin precedentes en el estudio de los agujeros negros, que ha pasado de ser algo teórico que lo sostuvo Newton, a esta revelación que nos tenía muy expectantes. Se han confirmado a primera vista varias de las cosas que decía Einstein en su teoría de la Relatividad, y de este modo la teoría da perfecto con la realidad”.
Explicó que “un agujero negro es básicamente la consecuencia de algo muy extremo. Son astros que tienen mucha gravedad, lo que depende de la masa. La tierra que tiene más gravedad hace que nos atraigamos a ella y no entre nosotros. Hay estrella que el combustible que contienen explota, pero otras tienen tanta gravedad que en lugar de explotar empiezan a comprimirse llegando a un punto tan fuerte que la luz no sale”.
Añadió que “sabemos que la luz viaja por el espacio y esta gravedad hace que la misma se deforme. Un agujero negro es una deformación espacio-temporal tan grande en que la luz no puede salir, porque estaría como ‘enroscada’” sostuvo y completó diciendo que “si esto lo vemos a nuestros niveles usaríamos la física clásica, la de Newton, pero si usamos cosas microscópicas ahí rige la física cuántica a niveles astronómicos, rige la física relativista, pero pasando los límites de agujero negro no se sabe, es como una pared al conocimiento humano”.
Asimismo, el especialista destacó que gracias a la ingeniería y las capacidades humanas se pudieron combinar el trabajo de 8 telescopios alrededor del mundo para poder lograr una única imagen. Así, se pudo obtener un telescopio de lente efectiva del tamaño del diámetro de la Tierra.
Para concluir sobre el origen del proyecto, Olate comentó que la investigación comenzó gracias a diversas ideas de varios científicos. Las mismas confluyeron en estudiar otras frecuencias de datos en pos de develar una de las preguntas más grandes que los científicos: cómo son y funcionan los agujeros negros y el rol que tienen en la formación de una galaxia.