Desde la Dirección de Distritos hicieron un balance sobre los daños que provocó la tormenta

Como informó nuestro diario fueron realmente lamentables en una enorme porción del departamento las consecuencias de la tormenta del jueves pasado. Al respecto se refirió en diálogo con FM Vos (94.5) y con Diario San Rafael, Hugo Crescitelli, director de Distritos del Municipio.
Recordó que el jueves desde la llegada de las primeras nubes se estaba en comunicación con los delegados de cada distrito, haciéndose las primeras asistencias necesarias, por ejemplo a través de la liberación de calles y rutas que se encontraban cortadas debido a la presencia de árboles caídos. “Hemos trabajado y el viernes hicimos una recorrida por lo que es Las Malvinas, parte de Calle Larga, Villa Atuel, Las Aguaditas, La Llave, con el intendente viendo todas las problemáticas que dejó esta tormenta”, dijo y agregó que encontraron fincas con daños en la producción del 50% hacia arriba, incluso superando el 100% pues hay plantas que por al menos 2 o 3 años no tendrán producción, teniendo en cuenta que el viento y el granizo rompieron los brotes. “Lamentablemente es mucha la extensión que ha sido dañada y en lo que es la parte de Malvinas, en horticultura, melones, sandías, pimientos, eso fue del 100%. Fuimos a ver una finca de Villa Atuel, donde lamentablemente la viña va a estar 2 o 3 años sin cosecha o habrá que arrancarla, es como si hubiera sido comida por caballos. Es una lástima porque en esas fincas trabajan 23 familias”, señaló y añadió que “habrá que lucharla para que la gente siga apostando al campo”, ya que en este caso no sólo hubo destrucciones en la producción, sino también en casas, muebles, vehículos, etcétera, debido también a inundaciones.
Pidió que aquellos que vayan a buscar nylon a las delegaciones y no lo encuentren, “que tengan paciencia porque va a llegar”.

Compartir

¿Cómo interpreta el escándalo de las vacunas VIP?

Artículo anteriorPfizer: Datos de Oslo no son alarmantes
Artículo siguienteDonald Trump concluye su mandato con un récord de ejecuciones federales en 120 años