Destacaron la importancia de la lactancia materna

La leche materna es la alimentación más adecuada para todos los bebés debido al aporte nutricional e inmunológico que proporciona para su salud. Además, produce un fuerte lazo emocional entre la madre y el bebé, el cual es irremplazable. Para referirse más a la temática, estuvo en los estudios de FM Vos (94.5) la licenciada en Nutrición Belén Segovia.
Explicó que, dado que somos mamíferos, amamantar es la mejor forma de alimentar, de hacer crecer y desarrollar a nuestros hijos en la primera etapa de su infancia. “Si bien hay mucho marketing de otras leches que también se pueden incorporar o que se indican, la ‘regla de oro’ es la alimentación a base de leche humana, que sería la lactancia materna”, dijo, y aclaró que –tal como acompaña la Organización Mundial de la Salud– desde la primer hora de vida se debe poner al bebé al pecho, alimentarlo solamente de esa forma hasta los 6 meses y luego de manera complementaria –junto a otros alimentos– hasta los 2 años de edad. No obstante, hay otras organizaciones que aseguran que el acto de amamantar debe realizarse simplemente hasta que bebé y mamá decidan no hacerlo más. En definitiva, los recién nacidos no necesitan ningún suplemento fuera de la leche de su madre. Está comprobado que para el lactante sano no son necesarios líquidos, alimentos o vitaminas adicionales durante los primeros seis meses.
“Se ha visto que los niños amamantados hasta los 2 años de vida, tienen menos predisposición en su adolescencia y en su adultez a padecer enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, sobrepeso. Por ahí no vemos las consecuencias del uso de otras leches, pero sí las vemos en grupos biológicos a futuro, en edades más tardías”, señaló la licenciada Segovia.
Es necesario reforzar información vinculada a todo esto, pues el amamantamiento se trata de un acto de suma importancia. En consecuencia: es importante dejar el cigarrillo –u otras sustancias tóxicas– si se va a dar de amamantar; si se consumen medicamentos, debe conocerse su compatibilidad.
Cabe decir que hay programas estatales para ayudar a madres adictas a las drogas para evitar que dañen a sus hijos a través de la leche. En el hospital Schestakow existe un excelente equipo –del que forma parte Segovia– que trabaja activamente para generar conciencia sobre la importancia de la lactancia materna.