Detalles sobre la compra de medicamentos para pacientes graves con COVID: «Fue un proceso complejo para retirarlo de Aduana»

Tras obtener la pertinente autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, se realizó la compra medicamentos utilizados para la sedoanalgesia de pacientes críticos conectados a asistencia respiratoria mecánica. Sobre esta compra dialogamos con Cecilia Orueta, directora de Farmacología de la Provincia.
«Hemos recurrido a la importación porque en Argentina, debido al aumento de la demanda, hay poca disponibilidad de los medicamentos. En 2020 hubo una importación similar a Uruguay por el mismo motivo, cuando aumentan los casos de pacientes en terapia y que la requieren, necesitan medicamentos como los sedoanalgésicos, ahora tuvimos la posibilidad de importar desde un laboratorio ubicado en Santiago de Chile», expresó en FM Vos (94.5).
«Fue un proceso complejo para retirarlo de Aduana, porque son medicamentos controlados y tuvimos que tramitar un pedido especial a ANMAT para liberarlos desde el puerto seco de Mendoza, dado que los únicos habilitados son el puerto de Buenos Aires y el aeropuerto de Ezeiza. Ha sido un procedimiento importante para la provincia porque son 100 mil unidades de un medicamento y 15 mil de otro», añadió.
Sobre la distribución de estos fármacos, Orueta dijo que «son ingresados al sistema y cada efector público nos hace el requerimiento necesario para entregar la cantidad estimada para un mes, por el momento no pensamos en una nueva importación porque con esto tendremos para dos meses aproximadamente».
En tanto, la funcionaria señaló que han buscado presupuesto en el país y la idea es «comprarlo acá siempre y cuando haya disponibilidad, porque ANMAT solo autoriza en casos excepcionales».
Orueta se refirió a la famosa variante Delta y dijo que «estamos preparados, pero esperamos que la situación mejore y no se llegue a una tercera ola como se dice, aspiramos a que la sociedad esté vacunada para llegar a una inmunidad de rebaño y volver a actividades normales, sé que ya hay un 40 por ciento y hay que llegar a un 60 o 70 por ciento de personas vacunadas».