Detuvieron a un hombre acusado de abusar de sus hijas y nietas

El caso se conoció el viernes, cuando en la subcomisaría de Rama Caída se presentó un grupo de hermanas para denunciar a su padre, de 70 años de edad, y responsabilizarlo de múltiples abusos sexuales que se perpetraron durante 10 años e incluirían a dos de sus hijas, nietas del hombre.

Una estremecedora serie de denuncias de mujeres que acusan a su padre de haber abusado de ellas y de al menos dos de sus hijas (nietas) durante una década, sacude por estas horas a la comunidad de Rama Caída.
Bajo estricta reserva, al tratarse de un delito de instancia privada, el fiscal Javier Giaroli comenzó a trabajar en la causa que tomó curso en la Fiscalía de Instrucción Nº 2, que él comanda.
El caso se conoció el viernes, cuando en la subcomisaría de Rama Caída se presentó un grupo de hermanas para denunciar a su padre, de 70 años, y responsabilizarlo de múltiples abusos sexuales que se perpetraron durante 10 años, de acuerdo con lo poco que trascendió por estas horas.
Además de los abusos contra sus hijas, al septuagenario también lo denunciaron por vejámenes contra dos nietas, los que habrían ocurrido más recientemente, pudo saber Diario San Rafael a través de fuentes de la investigación.
Para empezar a trabajar en la compleja denuncia, Giaroli ordenó la inmediata detención del presunto abusador, tarea que ejecutó personal de la subcomisaría que comanda Juan Fernández. Con el sospechoso detenido, se inició una nueva etapa en la causa, que está caratulada “abuso sexual agravado por el vínculo, la situación de convivencia y por cometerse en reiteradas ocasiones”.
No trascendió –hasta el momento– si todas las hijas del supuesto abusador fueron víctimas de los vejámenes o algunas de ellas. Sí hay dos nietas que también habrían sido sometidas por esta persona, a quien le realizarán una serie de pericias en las próximas horas.
Fuentes investigativas indicaron a este diario que las denuncias de las hijas del presunto abusador tendrán un serie de obstáculos para avanzar en la causa, ya que los hechos no serían recientes. No obstante, podría ser clave lo que aporten las nietas del sospechoso, ya que en ambos casos los ataques sexuales datan de fechas más cercanas.
Las denuncias resultan estremecedoras y rememoran el caso del “Chacal de la Cuarta Sección”, como se conoció a la serie de abusos sexuales cometidos por Armando Lucero contra su propia hija, con la que tuvo siete hijos-nietos. La historia, sucedida en la capital provincial, salió a la luz el 8 de mayo de 2009 y recobró trascendencia mundial.
Lucero murió en la cárcel de Boulogne Sur Mer, en la Ciudad de Mendoza, un año después de haber sido detenido. Tenía 68 años y permaneció aislado y al resguardo de penitenciarios.
Ahora, con la denuncia originada en Rama Caída, un nuevo caso de posibles abusos perpetrados durante una década conmociona a la sociedad, en este caso de San Rafael.