Detuvieron a un hombre dedicado al “delivery” de droga

El miércoles por la noche fue interceptado en Pueblo Diamante, y en el interior del vehículo que conducía los efectivos descubrieron diez envoltorios de cocaína. Luego fue allanada su vivienda y se encontró más droga, dinero en efectivo y una balanza de precisión. 

Un hombre de 54 años fue detenido el miércoles por la noche en nuestra ciudad con diez envoltorios de cocaína en su poder que –según consideraron los investigadores– eran distribuidos en domicilios particulares a modo de “delivery”.
Según fuentes cercanas a la causa, el ahora detenido –de apellido Moyano– era investigado desde hacía varios meses por agentes de la División de Lucha Contra el Narcotráfico de nuestro departamento, por lo que sería una situación de narcomenudeo. Así, se cree que en su vivienda en la calle Aristóbulo del Valle el hombre fraccionaba la droga y la distribuía en distintas casas de la ciudad.
El miércoles último, cerca de las 22, Moyano fue interceptado en el callejón Gómez de Pueblo Diamante y en el interior del vehículo que conducía (un VW Bora) los efectivos policiales descubrieron la droga antes mencionada.
Tras la aprehensión, desde el juzgado federal local se ordenó un allanamiento en la vivienda de Moyano, donde la Policía logró la incautación de otros dos trozos de cocaína (de 110 gramos cada uno), 120.000 pesos argentinos, 200 dólares y una balanza de precisión.
Moyano fue puesto a disposición de la Justicia Federal, ayer fue indagado en el juzgado local y, en horas de la tarde, fue trasladado a la cárcel de Cacheuta.
Ahora la investigación está orientada a saber el origen de la droga y quiénes eran los clientes de Moyano.

 

La pantalla de la carpintería
En la vivienda de Moyano, los sabuesos policiales detectaron un pequeño taller de carpintería, oficio que el sujeto habría puesto como «pantalla», intentando ocultar – mediante esa actividad– su verdadero rol. «El cómodo pasar económico de Moyano no era gracias a la madera», expresaron fuentes oficiales consultadas por este diario.
Moyano no tenía antecedentes ligados a la venta o tenencia de estupefacientes. Una denuncia al fonodroga, número habilitado por la Provincia para reportar acciones ligadas al narcotráfico, fue el punto de partida de una investigación que se extendió por más de tres meses.
Desde la fuerza destacaron este nuevo golpe a la droga, ya que –consideran– no solo frenaron esa ilícita actividad en el barrio donde residía Moyano, también pudieron poner fin al modo «delivery» que ejercía el malviviente.