Empresario local acusado de abusar sexualmente a su hija durante más de una década

El dueño de una reconocida tienda de la zona oeste fue detenido el martes, acusado de abusar sexualmente de su hija de 22 años desde 2007 en adelante, confirmaron ayer voceros judiciales.
Agentes de la Unidad Investigativa aprehendieron a Jorge Maza (43) en Hipólito Yrigoyen y Espejo, a metros de donde tiene su negocio de venta de ropa y calzado “Regina”. Antes habían ejecutado un procedimiento en la casa donde reside el empresario, en calle Agustín Álvarez, aunque sin éxito.
Los sabuesos de Investigaciones respondieron a órdenes de la fiscal Andrea Rossi, quien recibió la denuncia de la joven, abrió una causa y como primera medida dispuso la detención del sospechoso.
Maza enfrenta graves cargos: “Abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual simple en modalidad continuado agravado por el vínculo en concurso ideal”. De acuerdo a la información obtenida por Diario San Rafael, los vejámenes datan desde 2007. Actualmente la joven denunciante no reside en la misma propiedad que Maza, que es donde se habrían perpetrado los vejámenes.
Tras ser imputado por Rossi, Maza fue trasladado ayer a la penitenciaría local, donde permanecerá –en principio- hasta la audiencia donde se dictamine bajo qué condiciones afrontará el resto del proceso, es decir, bajo arresto preventivo u otro régimen menos coercitivo.
En este contexto, comentaron desde el Poder Judicial, la fiscal ha solicitado varias pruebas para incorporar en el expediente y determinar si esos elementos complican la situación de Maza. “La denuncia es muy grave, en principio vamos a trabajar para resguardar la integridad de la víctima y ofrecerle la contención necesaria. Esperamos, a partir de las pruebas que se recaben, determinar qué sucedió durante tanto tiempo y bajo qué circunstancias”, expresó una de nuestras fuentes tribunalicias.
Maza se transformó en un importante empresario comercial a principios del nuevo siglo, cuando junto a su hermano fundó la tienda “Regina”, en principio con un local, que luego expandió mediante otras sucursales.
El detenido inauguró su nuevo espacio en el año 2012, separado de las otras dos tiendas céntricas que todavía administra su hermano, un hombre que –años atrás- también tuvo inconvenientes judiciales.