Deuda externa: comienza una semana clave

El Gobierno nacional negocia contrarreloj con los acreedores para acordar una reestructuración de la deuda externa por 66.238 millones de dólares. Si esa posibilidad no se cierra de forma positiva antes del viernes 22, Argentina entraría oficialmente en el noveno default de su preocupante historia financiera.
La administración que encabeza Alberto Fernández asume esta necesidad en medio de una situación inédita y harto complicada, como lo es atravesar una pandemia y una retracción económica forzada por la cuarentena, que los especialistas sanitaristas catalogaron como impostergable para evitar el contagio masivo de la población.
En esta discusión por una deuda que durante la presidencia de Mauricio Macri pasó del 53 al 89,4 por ciento del PBI, el FMI afirmó que subestimó “un poco” la crisis argentina y ahora, con nuevas autoridades, declaró que la deuda argentina es “insostenible” y dijo que debería haber una negociación y “un aporte significativo” de los acreedores privados. Todas las miradas se posan ahora en la discusión “bilateral” que Argentina está manteniendo con esos acreedores.
La propuesta que presentó el ministro de Economía, Martín Guzmán, incluye un recorte del 5,4 por ciento en el capital de los bonos y otro significativo de 62 por ciento en los intereses, además de un período de gracia de tres años.
Aunque una parte de la política argentina puede fantasear con que el mundo post-Covid será un lugar benévolo donde reinará la solidaridad y que, entonces, pagar o no pagar sería lo mismo, la mayoría de la dirigencia entiende que un nuevo default complicaría aún más al país. Para los acreedores, en tanto, el escenario del litigio puede resultar atractivo a la luz de los precedentes, pero riesgoso en un mundo donde el largo plazo es incierto. El FMI también tiene mucho que perder, no solo porque Argentina constituye más del 40 por ciento de su propia cartera de deudores, sino porque está en juego su credibilidad como árbitro de las finanzas globales.
La que hoy comienza, como se ve, será una semana clave para todos los actores de esta novela.

Compartir

¿Cree que le afecta a los niños el encierro por la cuarentena?

Artículo anteriorPymes locales atraviesan una dura realidad en medio de un alarmante pronóstico nacional
Artículo siguienteFrase