Día del Padre: el frío polar y la falta de dinero retrasaron las compras

Se acerca una de las festividades más importantes para los comerciantes, sin embargo, las ventas no repuntan. La falta de dinero y el frío polar hicieron que los mendocinos postergaran sus compras.

«El gobierno habilitó el permiso para que la gente comprara sin tener en cuenta la terminación del Documento Nacional de Identidad (DNI), pero surgieron otros factores que retrasaron las ventas», aseguró el encargado de un local de indumentaria masculina que, además, confesó que en la mañana sólo tres personas ingresaron al comercio.

Pese a la malaria que se percibe, los trabajadores no pierden la esperanza y ponen todas las fichas en hoy mañana, es decir, para cuando los estatales perciban la primera cuota del sueldo anual complementario.

 

En busca de ventas

Las vidrieras lucen a pleno con muchas ofertas para el Día del Padre, pero las ventas se demoran en llegar. Sí se puede asegurar que el movimiento es muy distinto al del 2020 cuando las restricciones por la pandemia se hacían sentir.

«Por suerte este año las puertas de los comercios están abiertas y podemos vender con mayor libertad. Por el momento observamos mucha gente consultando precios y sólo algunos concretan su compra», aseguró Mónica, encargada de una tienda de calzados unisex.

Leonardo, responsable de una casa de indumentaria exclusiva para hombres, dijo que «este miércoles recién arrancaron las ventas por el Día del Padre y la gente busca muchas promociones y ofertas».

«Las comparativas de ventas las hacemos respecto al 2019 y lo que sí observamos es que ahora la gente gasta más dinero. Antes tal vez llevaba más prendas, hoy se nota un gasto importante y tiene que ver con la inflación y el aumento de precios», dijo el vendedor.

Sobre la tendencia que se observa a la hora de pagar, los comerciantes confesaron que, hace años para este tipo de festividad, la gente apela a la tarjeta de crédito.

«Mientras más cuotas le otorgue la empresa más acceso a ella hay. Hace rato que el efectivo dejó de circular por los comercios«, agregó el vendedor y acotó: «Muchos locales hacen descuentos especiales si se abona con efectivo y nadie accede. No hay plata en la calle«.

La joven manifestó que , a diferencia con el Día de la Madre, en que sí salen muchos desayunos, esta festividad siempre es menor la venta ya que los hijos arman los propios desayunos o los sorprenden con otros regalos.

«Por el momento estamos expectantes para ver qué pasará, pero está muy flojo todo. Incluso, muchas familias se juntan los hijos y la esposa para agasajar al papá y este regalo se convierte en el único», agregó Mariela.

Expectativas y preocupación

 

Frente a lo referido por los comerciantes, los empresarios a cargo de las cámaras que nuclean al sector refirieron que si bien el movimiento no se ha hecho efectivo aún en las calles céntricas, sí esperan que el fin de semana se reactive.

«La flexibiización de las compras sin DNI es de mucha ayuda para el sector y creemos que nos permitirá repuntar. El sector viene muy golpeado, con una caída que ronda el 30% y es necesario salir a flote», expresó Adrián Alín, de la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicio de la ciudad (Cecitys).

Por su parte, Juan Manuel Gispert, director Ejecutivo de la Federación Económica de Mendoza (FEM), aseveró que «es necesario reactivar el mercado tras un año de recesión».

«Las ventas cayeron en mayo casi un 10% respecto a abril y eso se generó por los 9 días de restricción obligatoria que impuso el gobierno nacional y acató el provincial. Necesitamos mejorar esa situación y, sobre todo, competir de manera leal con las grandes tiendas que expenden sus productos mediante plataformas virtuales. Mientras más restricciones dispone el Ejecutivo, más se benefician estos negocios y se perjudica a los chicos», sentenció Gispert.

El empresario también aseguró que le molesta que la única medida que busca el gobierno para frenar la situación sanitaria sea la restricción.

«Esperamos que se haga un trabajo más fuerte de controles y de concientización ya que se disparan los casos y en el medio no se hace nada. A veces no se mesura las consecuencias que generan es cierres temporarios», acotó.

Por ahora, mucha especulación

 

Otros que también están a la espera de una reactivación son los pasteleros y emprendedores. Desde hace años, la tendencia de homenajear a los padres con un desayuno se impuso en estas fechas especiales, pero lo que se advierte esta vez es que las familias están analizando precios y demás.

Hoy un desayuno para papá no baja de los $1.800 más costos de envío y no todas las familias están dispuesto a pagarlo.

La suba de los insumos hizo que el aumento de este regalo, respecto al 2020, rondara el 40%.

«Tengo muchísimas consultas en las redes, pero pocos me confirman. Lamentablemente hay que esperar, pero la inccertidumbre es mucha», comentó Mariela Ceballes, una pastelera que desde hace muchos años se desempeña en el rubro.

 

Fuente y fotos: Gentileza El Sol