Diego Paolantonio: “Es algo muy lindo lo que me tocó vivir el domingo”

El DT de El Porvenir habló del ascenso obtenido

Como en 2004, el Club Sportivo El Porvenir el próximo año volverá a jugar en la Primera A del fútbol sanrafaelino luego de que el pasado domingo le ganó 3-0 a Deportivo Argentino y obtuvo el tan ansiado ascenso a la máxima categoría.

El “Albirrojo” y Constitución fueron los equipos más destacados de la segunda categoría de nuestro fútbol y de esta forma lograron el gran objetivo.

Parte de esto fue gracias a la enorme tarea de su entrenador, Diego Paolantonio, que arribó al club a mediados de 2018 y a fuerza de trabajo con sus futbolistas le dio una enorme alegría a todos los hinchas albirrojos.

En diálogo con FM Vos (94.5), Diego recalcó: “Es algo muy lindo lo que me tocó vivir el domingo, fue muy duro durante todo el año, lo logramos tres fechas antes de la finalización del torneo y le sacamos una buena cantidad de puntos al tercero, igual fue durísimo”.

“Creo que en la Primera B de San Rafael hay muchos equipos, sinceramente a ninguno de los clubes que están hay que decirles de poner ganas en los partidos porque eso es lo que sobra en la B. En esta categoría es difícil abstraerse del enredo, del desorden que hay en los partidos cuando uno quiere jugar e intentar hacer algo para tener la pelota, por momentos lo hemos logrado y otras veces no, tenemos jugadores importantes en el plantel y muchas veces las individualidades nos salvaron”, expresó Diego.

Agregó que “el grupo es lo más importante, si no tenés un grupo fuerte, concentrado, donde el objetivo no sea claro, se hace muy difícil. Pero destaco mucho a Lucas Aldave, alguien que es hincha del club, entrenó siempre al 100%, jugó pocos partidos y hubo veces que ni siquiera entró y sin embargo fue alguien muy importante para que el grupo esté bien”.

También detalló que “nosotros tenemos un mix de jugadores que son de la institución y hasta fanáticos, mientras que otros son de afuera. Tanto Lucas, Javier Silva como Brian Cabeza se encargaron de transmitirles a los que vinieran de afuera ese sentimiento por el club y fue algo que lo entendieron a la perfección, son cosas que verdaderamente hay que rescatarlas”.

“Agradezco mucho a mi familia, mi mamá y papá, hermanos que siempre me han estado apoyando al fútbol, sumando a mi señora y a la bendición que me mandó Dios, mi hijo Faustino, que es la luz de mis ojos. También a la gente de El Porvenir que ha sufrido mucho, la pasó mal en estos años y ahora le toca vivir algo más lindo e importante”, concluyó el DT del club, que hace poco tiempo cumplió 80 años de vida.